Elecciones 2021: Habrá un 15% más de locales de votación

 

Nunca ocurrió. Jamás hubo elecciones con una pandemia de coronavirus acechando. En ese contexto, la democracia prevalece y se adoptan las medidas necesarias para que los argentinos puedan ejercer su potestad electoral.

 

Una de las encargadas de lograr los acuerdos necesarios para que el clima proselitista no gane a la cordura en las negociaciones es Diana Quiodo, la Directora Nacional Electoral dependiente del Ministerio del Interior de la Nación.

 

En diálogo con El Litoral, indicó que durante las conversaciones con todos los actores “buscamos alcanzar un equilibrio entre garantizar la salud de las personas que van a participar de la elección y con el derecho a votar de cada una de ellas”. Por ello, aseguró haber trabajado con “la Cámara Nacional Electoral, con el Ministerio de Salud de la Nación, con todos los partidos políticos y con organizaciones sociales para alcanzar las medidas sanitarias que aprobó la Cámara Nacional Electoral (NdR: Ente del Poder Judicial de la Nación)”.

 

Respecto al ambiente de trabajo y las decisiones abordadas, la funcionara nacional aclaró que “todas las medidas que se toman, están encuadradas en el marco normativo vigente. Las elecciones ocurren marcadas por una situación inédita” que “se trabajó de manera permanente con apoderados y se alcanzó amplio consenso, hubo mucha madurez política de todas las fuerzas partidaria por la situación de pandemia que se vive”.

 


Diana Quiodo, Directora Nacional Electoral.Foto: Gentileza

Sobre las disposiciones aclaró que “son medidas generales: distanciamiento social, uso de tapabocas, expendio de alcohol en gel en mesas de autoridades y cuartos oscuros. También aparece la figura del Facilitador Sanitario, que es un integrante del Comando Nacional Electoral”. Éste último es un organismo transitorio de las Fuerzas Armadas que, en cada acto eleccionario, se encarga de asegurar, custodiar y supervisar el proceso de votación y recuento. El “Facilitador Sanitario”, observa Quiodo, “tendrá por tarea principal, en lo que tenga que ver con la jornada electoral, cuidar que se cumplan los protocolos sanitarios aprobados” y agrega que “son figuras de asistencia para los delegados de la Justicia Electoral y para las autoridades de local y de mesa”.

 

Mesas, contagiados y vacunas
“El esquema de mesas se mantiene y habrá 350 personas por mesa, como venía ocurriendo. Se prioriza reubicar las mesas y no reorganizar todo el padrón electoral. Habrá 8 mesas por establecimiento, lo que implicará un aumento de cantidad de locales de votación respecto al 2019 cuando hubo 14.800. Hoy calculamos que habrá 17.000 en todo el país”, asevera la Directora Nacional Electoral. “Hay algunos jueces federales de distintos distritos que han procedido a realizar un relevamiento de locales y utilizarán clubes o lugares sociales como establecimientos de votación”, agrega.

 

En algún momento se debatió sobre la situación de los contagiados de coronavirus que quieran votar. “Trasladar las urnas no está contemplado en el marco legal vigente, no existe el voto domiciliario” remata Quiodo y agrega que “la recomendación general para personas contagiadas, sospechosas o con contactos estrechos es que no vayan a votar; tal cual lo indica la Ley que restringe la circulación a esas personas”.

 

“Se nos exige que las autoridades de mesa estén vacunadas y el cronograma de vacunación está muy avanzado, pero habrá que ir viendo cómo se van dando las cosas porque la vacunación es voluntaria. Arbitraremos los medios para que las personas convocadas que no fueron eventualmente incluidas en el plan de vacunación lo sean previamente a las elecciones, si desean hacerlo” comunica la funcionaria del Ministro Wado de Pedro sobre una cuestión que aún se mantiene atada a dudas de cómo será el procedimiento para cumplir lo exhortado. De todas formas, asegura que se busca tentar a los convocados: “Desde el Ministerio del Interior sí fijamos los viáticos de las autoridades de mesa. Aumentamos, en modo incentivo, a más del doble a lo estipulado al 2019: $ 4.000 en total, $ 2.500 para quienes concurran y $ 1.500 para quienes realicen la capacitación alusiva”. También, adelantó que “antes se establecía la autoridad de mesa y un suplente. En este caso, se asignará un tercer suplente en las meses pares previendo la posibilidad de mayor ausentismo por la pandemia”.

 

Alusivo a la participación de miembros partidarios en el acto eleccionario, “la acordada invita a los partidos a reducir lo máximo posible la cantidad de fiscales y enviados partidarios a los establecimientos educativos, para evitar la circulación. Respecto al número de fiscales que se acreditan y de personas que participan del recuento en cada una de las mesas, lo dictaminará cada Juez Federal con competencia electoral”, concluyó la entrevistada.

Noticia de: El Litoral

Relacionadas