¿Por qué los niños que hallaron abandonados y hambrientos ya fueron restituidos a sus padres?

Causa conmoción el desgarrador caso de cuatro niños que encontraron abandonados, con frío y pidiendo comida en el interior de su vivienda en barrio Santa Rosa de Lima. Luego de que efectivos policiales de la subcomisaría 2da socorran a los niños abrigándolos y dándoles de comer en la misma dependencia, la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia de la provincia resolvió devolverlos a su hogar bajo tutela de sus padres en compañía con un acompañante terapéutico.

Según pudo saber UNO, se llevará a cabo una intervención y seguimiento en donde actúan la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia, en conjunto con el servicio local de la Municipalidad. Esto fue determinado en una reunión que mantuvieron los padres de los niños abandonados junto con funcionarios de la Secretaría.

Esto fue confirmado a UNO Santa Fe por la secretaria provincial de esta dependencia, Patricia Chialvo, quien indicó: “Nosotros siempre intentamos no sacar a los chicos de su centro de vida y a veces los equipos consideran que se puede seguir trabajando la situación en ese lugar. Intentamos retrabajar la situación a nivel familiar y comunitario, retrabajando las condiciones que llevaron a la familia a vivir de esa manera tratando de revertir la situación original”.

Los cuatro menores fueron rescatados por la policía y luego alimentados en la Subcomisaría de Santa Rosa de Lima

Los cuatro menores fueron rescatados por la policía y luego alimentados en la Subcomisaría de Santa Rosa de Lima

Sin embargo, la funcionaria provincial aclaró que “esto no significa que a futuro no se tenga que tomar otro tipo de medidas”, puntualizando que se busca mantener el contacto permanente de los niños con su grupo familiar “salvo que se trate de situaciones de abuso, violación o maltrato, donde se toman medidas de protección excepcional de manera urgente”.

En casos como el de los niños de barrio Santa Rosa de Lima, cuando los niños son devueltos al núcleo familiar lo hacen necesariamente con la corresponsalidad de algún familiar. Esto incluye a la familia ampliada como pueden ser tíos, abuelos o hermanos mayores, como así también a alguna familia o instituciones de la comunidad que puedan aportar para retrabajar la situación en el territorio y evitar llevarlos a otra institución.

“Cuando tomamos las situaciones exclusivamente nosotros es porque ya se interpuso la medida de protección excepcional, que significa retirar a los chicos del grupo familiar. Si esto se puede seguir trabajando a nivel familiar o comunitario en el territorio, lo hacemos con el servicio local de la Niñez de la Municipalidad de manera conjunta”, concluyó Chialvo.

“¡Tenemos hambre!”

El domingo, casi en el filo de la medianoche, deparó una sorpresiva denuncia para el operador de la Central de Emergencias 911. Una voz en el teléfono dijo: “Soy un vecino que vive en Salta al 4600 en barrio Santa Rosa de LimaHay cuatro chicos abandonados, con frío y hambre dentro de una casa. Necesitan estar protegidos, por favor hagan algo”. El policía que recibió el llamado respondió que se ocuparía y cuando cortó la comunicación inmediatamente envió a efectivos de la Subcomisaría 2ª.

Los uniformados que concurrieron a la vivienda dialogaron con los chicos que rápidamente les contaron sobre sus padres: “Mi papá se fue temprano en la bicicleta”, y después: “Mi mamá se peinó bien, y también se fue”. Los agentes, con sus teléfonos celulares trataron de comunicarse con funcionarios de la Subsecretaría del Menor, la Adolescencia y la Familia, pero no lo lograron. Cuando ingresaron, los pequeños les dijeron a los hombres: “¡Tenemos hambre!”. Socorrieron a los chicos y los llevaron a la Subcomisaría 2ª.

Los chicos rescatados en barrio Santa Rosa de Lima son un nene de siete años, otro varón de seis años, una nena de cuatro años y otro varoncito, un bebé de dos años, y los que actuaron en el procedimiento fueron el oficial Exequiel Oyola, la suboficial Débora Guardone, y el suboficial Marcelo Godoy, todos de la Subcomisaría 2ª de Santa Rosa de Lima. Frente a la situación y que se trataba de chicos de muy corta edad y que estaban desabrigados, les cocinaron y les dieron de cenar en la dependencia.

Fuente: Uno santa fe

Relacionadas