Vacunación contra el coronavirus: Santa Fe está por debajo del promedio nacional

 

Santa Fe se encuentra por debajo del promedio nacional en lo referente a la campaña de vacunación contra el coronavirus. Según cifras oficiales del gobierno nacional, la provincia lleva inoculada -al menos con una dosis- al 22,5% de su población, bastante lejos de los distritos que lideran el ránking (por ejemplo, Ciudad de Buenos Aires, que está en un 30%) y apenas detrás de Córdoba (23,6%).

 

El bajo porcentaje surge por la combinación de dos factores: Santa Fe recibe muchas menos vacunas que el resto en relación a sus habitantes, y la provincia en sí registra un porcentaje de aplicación inferior al promedio. Los datos surgen del Monitor Público de Vacunación, un tablero virtual que permite consultar en tiempo real cómo avanza la campaña con la que el país intenta hacer frente a la pandemia desatada a principios de 2020. A las 17:55 de este lunes, se informaba allí que Santa Fe llevaba aplicadas 927.890 inyecciones (718.242 de la primera dosis y 209.648 de la segunda), sobre un total de 1.157.500 recibidas.

 

La plataforma electrónica informa que ya se distribuyeron en el país 15.373.890 vacunas. Al hacer un análisis sobre cuántas recibió cada provincia en relación a su población, Santa Fe resulta la peor ubicada. En su momento, la cartera sanitaria nacional explicó que el criterio “se establece en consenso con las provincias de acuerdo a la población objetivo definida en los planes operativos provinciales y la disponibilidad de vacunas que puede afectar las estimaciones iniciales”.

Por efecto inmediato, Santa Fe también se encuentra por detrás -tanto de los principales distritos como del promedio nacional- en relación a cuántas vacunas se aplicaron de acuerdo a sus habitantes. La siguiente infografía muestra qué porcentaje de la población de cada provincia recibió, al menos, una dosis:

Se podrá plantear, para explicar los anteriores indicadores, que existe un criterio de discriminación por parte del gobierno central. Sin embargo, Santa Fe también se encuentra mal parada en un tercer guarismo, del que la Casa Gris es responsable: el porcentaje de vacunas aplicadas sobre las recibidas.

Aunque muestre una realidad que a los santafesinos nos pueda resultar una mala noticia, resulta muy saludable que las autoridades nacionales hayan decidido transparentar estos datos.

 

Noticia de: El Litoral

Relacionadas