El Gobierno suspende las clases presenciales en el AMBA por 15 días y restringe la movilidad entre las 20.00 y las 06.00

Lo anunció el presidente Alberto Fernández desde la Quinta de Olivos. Por la tarde, se reunió con Santiago Cafiero y Carla Vizzotti.

 

Con el objetivo de contener el impacto de la segunda ola, el presidente Alberto Fernández anunció este miércoles nuevas restricciones. Su administración sigue con preocupación el aumento de casos de coronavirus y la falta de controles en las 24 jurisdicciones del país. En el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), se restringirá la circulación entre las 20:00 y las 06:00 y se suspenderán las actividades recreativas. Además, las clases se dictarán únicamente de manera virtual desde el lunes 19 y hasta el viernes 30 inclusive.

 

 

En alerta por la situación epidemiológica, el presidente se reunió este miércoles por la tarde en la Quinta de Olivos con el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, la ministra de Salud Carla Vizzotti y la titular de la cartera de Seguridad Sabina Frederic.

Durante un mensaje que se emitió horas más tarde, el mandatario señaló la necesidad de restringir los encuentros sociales e implementar una serie de medidas con el objetivo de “no saturar el sistema sanitario y continuar con la campaña de vacunación”. “Tenemos que volver a ganar tiempo para que las camas de terapia intensiva, ocupadas por otras patologías, vuelvan a reservarse para la atención del COVID-19″, indicó.

El viernes, entraron en vigencia una serie de medidas que tenían como objetivo reducir la circulación, pero el Gobierno observa que, en buena parte del país, no se cumplen. En ese contexto, son varios los puntos que generan preocupación. Entre otras cuestiones, que no se respetan las restricciones de horario nocturnas ni el cierre de bares y restaurantes.

Además, desde la Casa Rosada advierten que, pese a que el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que determinó las restricciones les dio a los gobernadores la potestad de avanzar en medidas de acuerdo a la situación particular de cada territorio, esto no se llevó a cabo.

En medio de esta situación, el martes por la noche Alberto Fernández y su Gabinete analizaron los posibles contextos epidemiológicos. Está en estudio poner en pausa toda actividad recreativa, aunque se mantendrían abiertos los comercios y se sostendría la presencialidad en las aulas para no interrumpir el proceso de aprendizaje de los nenes y adolescentes.

Los lugares apuntados para cerrar son los shoppings, los bares y restaurantes y las actividades deportivas en general. Se estudia qué hacer con los gimnasios, una de las patas económicas más afectadas por la pandemia.

 

En medio de la segunda ola de COVID-19, lugares apuntados para cerrar son los shoppings, los bares y restaurantes y las actividades deportivas en general. (Foto: Télam)

 

La ministra de Salud Carla Vizzotti coincide con la visión de su par porteño Fernán Quirós. Consideran que es acertado esperar algunos días más para observar el impacto de las medidas que empezaron a regir el viernes y, si las cifras de los contagios no se mantienen estables, avanzar en nuevos cierres de actividades.

También analizan una nueva alternativa en relación al transporte público. Este miércoles, pidieron que que las ventanillas permanezcan abiertas para garantizar la ventilación cruzada e intentar contener los contagios. Según indicó Alfano, evalúan la posibilidad de sumar ómnibus que no están en uso actualmente para dispersar a la gente y “oxigenar las líneas de trenes y colectivos”.

En las últimas 24 horas, se registraron 25.157 nuevos casos de coronavirus y 368 muertes en el país. En el reporte vespertino se detalló que los infectados en toda la Argentina son 2.604.157 y las víctimas fatales, 58.542. En tanto, suman 2.278.486 los pacientes dados de alta y hay 267.129 casos confirmados activos.

Noticia que está siendo actualizada.

Fuente: TN.

Relacionadas