Para Alberto Fernández la polémica por las vacunas es “una payasada”

El presidente Alberto Fernández defendió este martes que diputados, senadores y miembros de la administración pública y allegados a su gobierno hayan recibido vacunas. Apuntó además contra la Justicia y aseguró que no existe un tipo penal para sancionar el esquema de inmunización vip que estalló en la Argentina. Sus dichos formaron parte de una conferencia de prensa que brindó junto al presidente Andrés López Obrador en México.

Ante una consulta del periodista Rafael Mathus en representación de todos los medios que cubren la visita del jefe de Estado a la Ciudad de México, reconoció que la actitud del ministro Ginés González García fue reprochable, pero apuntó contra la Justicia y contra el macrismo.

“Cuando tomé nota de lo que había pasado con las vacunas, reaccioné y perdí a un ministro en cuyo ministerio pasaron estas cosas, bajo su dependencia. He leído que han hecho una denuncia. El hecho ya es lo suficientemente grave como para que un ministro de la talla de Ginés haya tenido que renunciar. Les pido a los fiscales y a los jueces que terminen con las payasadas”, introdujo.

“Perdí a un mnistro”, dijo Alberto Fernández por lo ocurrido con las vacunas.

Para Alberto Fernández, no existe ningún tipo penal para atribuirle un delito a una persona que se adelantó a otra en la fila de espera. “No existe ese delito y no se puede construir. Si quieren trabajar, hay muchos delitos para investigar como los peajes de Macri, el terrible y lamentable endeudamiento que la Argentina vivió, el vaciamiento del Congreso, el negocio de los parques eólicos y la responsabilidad de un ministro que mandó un submarino en el que murieran 44 tripulantes”, completó.

Todas esas investigaciones señaladas por Fernández tienen como principales acusados a miembros del gobierno de Cambiemos, que encabezó Mauricio Macri.

“A mí difícilmente me corran con estas lógicas. Yo detesto los privilegios. No soporto que ello ocurra. Ya hablé con mi conducta. Le pido a los fiscales que vuelvan a leer el Código Penal. No sé quién los aprobó ni en qué universidad, pero ya hicieron demasiadas sinvergüenzadas”, lanzó.

Y concluyó: “Cuando el ARA San Juan se hundió, nadie le pidió la renuncia a nadie. Cuando ocurrió el desfalco de la deuda, nadie le pidió la renuncia a nadie. Una vez pido que tengamos honestidad intelectual. Con mi conducta di cuenta de lo que debíamos hacer”.

Alberto Fernández dijo que hubo 70 personas que en la Argentina recibieron vacunas “en condiciones irregulares”, aunque justificó que muchos de los integrantes de esa nómina se hayan inmunizado. En ese marco, dijo que él, Cristina Kirchner, Axel Kicillof, gobernadores e intendentes tuvieron que aplicarse las dosis de la Sputnik V para generar confianza en la ciudadanía luego de que la oposición calificara como “veneno” al desarrollo del Instituto ruso Gamaleya.

En tal sentido, también comentó que “se dieron la vacuna intendentes que tampoco son oficialistas” y consideró que “hubo una campaña despiadada de la oposición, desatada para hacerle sentir a los argentinos que la Sputnik V era veneno”.

“Ahora los que me denunciaron me piden que les dé veneno a ellos y que consiga más veneno. Quisiera que la Argentina funcione de otro modo”, manifestó Alberto Fernández.

En ese marco, planteó que fue “razonable” aplicar vacunas al diputado Eduardo Valdés, al senador Jorge Taiana, al ministro de Economía Martín Guzmán y a todo su equipo porque se trata de personas que debían viajar al exterior para cumplir tareas en representación del país. Sin embargo, el propio Fernández bajó a Taiana y a Valdés de la comitiva que está ahora en México luego de que estallara el escándalo el viernes pasado.

Ante otra pregunta, el mandatario planteó que por el escándalo de las vacunas vip “se van a ir los funcionarios que se tengan que ir”, pero lanzó: “No voy a hacerme cargo del escarnio público que están haciendo sin medida en la Argentina”.

fuente: uno santa fe

Relacionadas