El juez Julián Ercolini reemplazará a Rodolfo Canicoba Corral y quedará al frente de la causa AMIA

El juez federal Julián Ercolini quedará a cargo de la causa por el atentado a la AMIA ya que reemplazará a Rodolfo Canicoba Corral, que renunció y dejará su cargo la semana que viene. El sorteo realizado en la Cámara Federal porteña determinó además que Sebastián Casanello subrogará el juzgado federal 12, que ocupa también ocupa Canicoba Corral y que está vacante desde que Sergio Torres fue nombrado en la Suprema Corte de Justicia bonaerense.

Ercolini y Casanello pueden excusarse en los próximos días y, en ese caso, habrá que realizar un nuevo sorteo. Si aceptan las designaciones subrogarán los juzgados desde el 29 de julio, fecha que informó Canicoba Corral para efectivizar su renuncia como titular del juzgado federal 6 y subrogante del federal 12. El 29 de julio el magistrado saliente cumple 75 años, edad prevista por la Constitución para la jubilación de los jueces.

Canicoba Corral está a cargo de las causas del atentado a la AMIA y de presuntas irregularidades en los peajes durante el gobierno de Mauricio Macri, entre otras. Tenía cinco denuncias en el Consejo de la Magistratura y en junio el organismo postergó por cuarta vez la definición sobre el dictamen que proponía dejar sin efecto las acusaciones en su contra. Para poder seguir en el cargo dependía de que el oficialismo le enviara al Senado el pliego para renovarlo en sus funciones.

Ercolini es titular del Juzgado Federal 10, que tramita la causa por supuesto fraude en el otorgamiento de créditos por parte del Banco Nación a la empresa agroindustrial Vicentin. Tuvo a su cargo y elevó a juicio las causas Hotesur y Los Sauces por lavado de dinero, que involucran a Cristina Kirchner y a su familia, y corrupción en la obra pública, en la que la vicepresidenta es la principal acusada.

Antes del sorteo de los reemplazos para Canicoba, se habían excusado de participar los jueces del fuero federal porteño María Servini, Marcelo Martínez De Giorgi, Daniel Rafecas y Luis Rodríguez. Servini se excusó porque es jueza con competencia electoral, mientras que Martínez De Giorgi subroga por sorteo el juzgado vacante de Claudio Bonadio, que murió en febrero.

La semana pasada el presidente de la AMIA Ariel Eichbaum reclamó la designación de un juez “de manera definitiva” a cargo de la causa por el atentado a la mutual judía, que se produjo el 18 de julio de 1994 y provocó 85 muertos. Tras la renuncia de Canicoba Corral, el dirigente expresó su preocupación de que el juzgado quede vacante y sin un magistrado a cargo.

Eichbaum consideró que la causa “no puede quedar sometida a los vaivenes de jueces subrogantes que irán cambiando cada seis meses”. Advirtió que eso “implicaría una nueva razón para que la investigación permanezca definitivamente estancada. Explicó que la causa requiere de “un juez que pueda abocarse al estudio del caso y a conocerlo con profundidad”.

fuente: tn

Relacionadas