La autopsia determinó que el ladrón muerto en Quilmes recibió dos balazos del jubilado

El delincuente que el jubilado Jorge Adolfo Ríos mató el viernes después de un asalto en su casa en Quilmes recibió dos disparos. Según el informe preliminar de la autopsia a Franco Martín Moreyra le extrajeron dos proyectiles, uno en el tórax y otro en la zona del abdomen, que lo mató.

Los forenses de la morgue de Ezpeleta que examinaron el cuerpo le informaron el fiscal de la causa Ariel Rivas que el primer balazo entró en el tórax. Impactó en la línea media axilar, a nivel del sexto espacio intercostal izquierdo, cruzó la quinta vértebra dorsal y se alojó en el hombro derecho.

El segundo balazo fue el que lo mató. El proyectil entró en la zona abdominal por la fosa ilíaca derecha, pasó por el retroperitoneo y rompió la arteria aorta y la vena cava. La lesión le provocó una hemorragia abdominal y shock hipovolémico.

Ríos tiene 71 años, estuvo detenido y se negó a declarar en la causa. Tiene múltiples afecciones de salud, sufrió una descompensación y fue internado en el Hospital Oller de Solano. Está imputado por “homicidio agravado” y le otorgaron la prisión domiciliaria.

El violento robo fue el viernes cerca de las 5 cuando los cinco ladrones entraron a la casa de Ríos en Ayolas al 2700, Quilmes Oeste, donde lo sorprendieron mientras dormía. Era la tercera vez en la noche que intentaban robarle.

Durante el asalto golpearon al jubilado y lo intimidaron con un destornillador, mientras le exigían plata. Ríos buscó una pistola calibre 9 milímetros que guardaba en la casa, disparó el arma y los delincuentes huyeron.

La secuencia completa del asalto

En el video que analiza la fiscalía se ve cómo uno de los delincuentes se tiró desde el techo y logró escapar corriendo. Después, desde otra cámara de seguridad, se ve cómo rengueó porque tenía el tobillo destrozado y saltó sobre un solo pie hasta que cayó desplomado. En ese momento apareció Ríos, y la Justicia debe determinar si le disparó al ladrón para rematarlo.

Hay dos detenidos por el robo, Cristian Chiara y Martín Ariel Salto. A Chiara lo detuvieron en un allanamiento, mientras que Salto se entregó en la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) Quilmes y quedó a dis

fuente: tn

Relacionadas