En cinco meses hubo 140 muertes violentas de mujeres en el país

 

Entre el 1º de enero y el 30 de mayo se registraron en el país 140 muertes violentas de mujeres, de las cuales 124 son femicidios directos (12 ocurrieron en la provincia de Santa Fe) y 16 están en proceso de investigación. En consecuencia, 151 niños, niñas y adolescentes se quedaron sin madre.

 

Además, se registraron 112 intentos de femicidios.

 

El dato fue difundido por MuMaLa, Mujeres de la Matria Latinoamericana, y releva los casos de femicidios, femicidios vinculados, trans-travesticidios y lesbicidios ocurridos en los primeros cinco meses del año, a través de análisis y monitoreo de medios digitales y gráficos de todo el país, buscadores, sistema de alertas y del seguimiento de organizaciones y portales especializados. Incorpora además un apartado sobre los casos ocurridos en el marco de la pandemia por Covid-19.

 

Del análisis de la organización, cuya directora ejecutiva es Gabriela Sosa, ex subsecretaria de Políticas de Género de la provincia, surge que:

El 41 % de los crímenes fue cometido por la pareja de la víctima, el 22 % por la ex pareja, el 13 % por un familiar y el 12 % por un conocido. Un 6 % fue a manos de un desconocido.

El 45 % de las mujeres tenía entre 19 y 40 años; el 25 % entre 41 y 60. Hay niñas entre las víctimas: el 8 % tenía entre 0 y 12 años, y el 2 % entre 3 y 15.

La mayoría de los crímenes fueron cometidos con arma blanca (28 %) y con arma de fuego (24 %), pero hubo mujeres asesinadas a golpes (17 %), por asfixia (15 %) y quemadas (8 %).

Como en otros relevamientos, surge que el lugar más peligroso para la mujer sigue siendo su propia casa: el 36 % de los femicidios ocurrieron en la vivienda de la víctima y el 32 % en la compartida con el victimario. Un 12 % ocurrió en la vía pública.

El 15 % de los agresores se suicidó y el 4 % lo intentó; el 9 % está prófugo y el 6 % asesinó a más de una víctima. El 4 % de los femicidas pertenecía a alguna fuerza de seguridad (policía, militar o policía retirado, en ese orden).

El 20 % de mujeres víctimas de femicidio había denunciado a su agresor previamente; el 10 % tenía restricción de contacto o perimetral y el 1 % botón antipánico.

Tucumán, la última provincia en adherir a la Ley Micaela (de capacitación en género para los tres poderes del Estado), es la provincia con más femicidios del país de acuerdo a las tasas provinciales, mientras que Salta es la provincia con más intentos de femicidios.

 

EN PANDEMIA
El contexto de aislamiento social, preventivo y obligatorio establecido en todo el país en el marco de la pandemia por Covid-19 estuvo lejos de frenar la violencia de género. Desde mediados de marzo hasta el 30 de mayo se produjeron 71 muertes de las cuales 61 son femicidios y 10 están en proceso de investigación. Hubo 57 intentos de femicidios y dos de travesticidios.

 

Los femicidios son los únicos delitos que no descendieron en el período de cuarentena. Es por ello que estamos exigiendo la urgente declaración nacional de #EmergenciaNiUnaMenos, con medidas concretas y presupuesto sensible a las políticas de género”. Gabriela Sosa. Directora ejecutiva de la Mesa Federal de MuMaLa.

 

1.440 femicidios se registraron en el país desde el 3 de junio de 2015, cuando se realizó la primera movilización bajo la consigna “Ni Una Menos” luego del asesinato de la joven santafesina Chiara Paez.

Noticia de: El Litoral

Relacionadas