La previa a la presidencial: En 19 elecciones para gobernador, sólo 2 sorpresas: el ranking de los más votados

Hubo 5 primarias y 14 comicios generales en las provincias. La racha oficialista se rompió en la última fecha. El récord misionero.

 

En jerga futbolera, podría titularse así: “Torneo con pocas sorpresas, 19 partidos y sólo 2 triunfos visitantes”. La previa a las PASO presidenciales dejó este balance en los comicios para gobernador, con clara preeminencia oficialista.

Más números. Hubo 5 primarias y 14 elecciones generales. Recién el último domingo, dos opositores quebraron la racha. El peronista Omar Perotti, en Santa Fe, en el triunfo más sorprendente del año; y el radical K Gustavo Melella, en Tierra del Fuego, en un comicio pequeño y polarizado por el kirchnerismo.

En el balance general por fuerza, el peronismo volvió a mostrar músculo para defender sus territorios. Después de un arranque fallido en Neuquén y Río Negro, el kirchnerismo decidió dejar de lado la ilusión del candidato propio y, en minoría, se subió a las locomotoras del peronismo tradicional. Así, además del batacazo santafesino, hubo 8 victorias más del PJ en Córdoba, Entre Ríos, Tucumán, San Luis, Formosa, San Juan, La Pampa y Chubut.

En Misiones, y en los mencionados Neuquén y Río Negro, se sostuvieron fuerzas provinciales. Con una particularidad en la provincia mesopotámica: Oscar Ahuad, el candidato del Frente Renovador de la Concordia, terminó con el porcentaje más alto de todos, arriba del 73%. Ni siquiera el eterno Gildo Insfrán pudo esta vez: “apenas” llegó a 70,66%. El formoseño deberá conformarse con otro récord: logró su sexta reelección.

Lo de Cambiemos, por ahora, fue más bien regular. El radical Gerardo Morales defendió Jujuy y en las PASO mendocinas se encaminó bien otro correligionario, Rodolfo Suárez. Un consuelo menor fue Corrientes, donde el oficialismo aliado al Gobierno nacional ganó en las legislativas provinciales.

De todos modos, no está claro el impacto en las elecciones nacionales. A priori, hay un impulso más fuerte para la fórmula de los Fernández, pero en provincias grandes como Córdoba, una buena parte del peronismo (y sus votantes) tienen un fuerte sentimiento anti K.

El que parece haber quedado debilitado es Roberto Lavagna. Tiene dentro de su alianza al socialismo, que perdió la provincia de Santa Fe después de 12 años.

Por último, un dato de género: el acotadísimo cupo femenino para las gobernaciones se mantuvo. Si bien perdió Rosana Bertone en Tierra del Fuego -no le alcanzó con su vuelta al kirchnerismo- y la reemplazará un hombre, en Río Negro el cambio será al revés. Arabela Carreras sustituirá a Alberto Weretilneck.

FUENTE: clarin.com

Relacionadas
Tecnofullshop Flotante