Cuarentena: albañiles, plomeros y changarines podrán hacer trabajos de emergencia, con permiso para circular.

El Gobierno incluyó a las tareas de mantenimiento entre los servicios esenciales. Solo será para casos impostergables.

Trabajos de plomería, electricidad, albañilería y otras actividades podrán realizarse a partir de hoy, siempre y cuando sean “imprescindibles“. Así lo confirmaron fuentes del Gobierno a TN.com.ar, luego de la publicación en el Boletín Oficial de la ampliación de actividades calificadas como “esenciales”.

 

Desde este viernes se sumaron a las actividades y servicios declarados esenciales los siguientes:

 

* Venta de insumos y materiales de la construcción provistos por corralones.

* Actividades vinculadas con la producción, distribución y comercialización forestal y minera.

* Curtiembres, aserraderos y fábricas de productos de madera, fábricas de colchones y fábricas de maquinaria vial y agrícola.

* Actividades vinculadas con el comercio exterior: exportaciones de productos ya elaborados e importaciones esenciales para el funcionamiento de la economía.

* Exploración, prospección, producción, transformación y comercialización de combustible nuclear.

* Servicios esenciales de mantenimiento y fumigación.

* Mutuales y cooperativas de crédito, mediante guardias mínimas de atención, al solo efecto de garantizar el funcionamiento del sistema de créditos y/o de pagos.

* Inscripción, identificación y documentación de personas.

 

¿Cuáles son esos “servicios esenciales de mantenimiento y fumigación?

Responde Ana Castellani, secretaria de Gestión y Empleo Público: “La norma dice textualmente que ‘los desplazamientos de las personas alcanzadas por el presente artículo deberán limitarse al estricto cumplimiento de las actividades y servicios considerados esenciales’. O sea que todos esos servicios de mantenimiento (plomería, gasista, electricista, vidrieros, refrigeración, técnicos electrónicos, fumigadores) entran en la medida que lo que hagan sea imprescindible e impostergable”.

La calificación de “esencial”, en este caso, no tiene que ver con la profesión sino con la emergencia del trabajo. “El problema no está tanto en el rubro sino en el trabajo que vaya hacer“, continuó Castellani. Por ejemplo, un trabajo de jardinería no sería “esencial”, pero sí uno de desmalezado.

 

 

Las actividades esenciales, una por una.

El Gobierno actualizó el listado de permisos para poder trabajar y circular durante el aislamiento obligatorio definido para restringir el avance del coronavirus. La lista oficial puede consultarse en www.argentina.gob.ar/coronavirus/aislamiento/aclaraciones/permisos.

 

La inclusión de estos “servicios de mantenimiento” dentro de las actividades esenciales abre la puerta a realizar distintas changas que, hasta este viernes, no estaban contempladas.

El recorte de esos trabajos, muchas veces informales, era una de las tantas preocupaciones del Ministerio de Desarrollo. “Más de 11 millones de personas están recibiendo asistencia alimentariaen todo el país, cuando antes eran 8 millones”, dijo este jueves Daniel Arroyo, titular de ese despacho.

El Gobierno encuentra una fuerte dificultad en llegar con la sustitución de ingresos a los sectores que viven en la informalidad absoluta. Lo notaron con el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE): muchas personas que se inscribieron no estaban en la base de datos de Anses, por lo que no reciben ningún tipo de pago (AUH, asignación familiar, etcétera).

Por eso, Anses y el Ministerio de Economía piensan ampliar el alcance del IFE. Si se estimaba otorgar 3,6 millones de asignaciones de $10.000 a trabajadores informales, monotributistas A y B, titulares de AUH y empleadas domésticas (en blanco o sin registrar), las dependencias afinan las cuentas para poder entregar hasta 5 millones de bonos.

 

Compartí esta información.

Fuente: tn.com.ar

Relacionadas