Suspenden actividades programadas, como cirugías, para sumar camas críticas

El secretario de Calidad en Salud, Arnaldo Medina, informó hoy que el ministerio nacional trabaja con todos los actores del sistema público-privado en la preparación para un aumento en la demanda de camas para pacientes con coronavirus y, en ese sentido, informó que se buscará sumar 2000 de esos puestos de atención en terapias intensivas de todo el país.

Durante la presentación del reporte diario que realiza el Ministerio, el funcionario explicó que, además, se suspendieron todas las “actividades programadas” como cirugías que no sean vitales para los pacientes.

En ese sentido, dio cuenta de un “consenso importante” con las jurisdicciones, el sector privado y con las asociaciones médicas para reforzar las áreas que se convertirán en críticas cuando aumenten los casos de la enfermedad.

Medina recordó que Argentina cuenta con más de 8400 camas de terapia intensiva para adultos en 800 unidades asistenciales y que, si bien no todas pueden destinarse a la preparación para la pandemia, se está “trabajando para disminuir actividades programadas” como cirugías que no compromentan la vida de pacientes con otras dolencias.

“En una segunda línea de trabajo se busca aumentar la cantidad de camas de cuidados críticos”, dijo el funcionario y explicó que la dificultad radica en dotarlas de equipamiento pero, por sobre todas las cosas,” conseguir el personal” para atender esos puestos, ya sean médicos, enfermeros o kinesiólogos.

Por ello, añadió, ya se está capacitando a médicos -neumonólogos, cardiólogos, emergentólogos, entre otros- para que puedan desempeñarse en terapia intensiva y para que tengan herramientas específicas sobre coronavirus.

Además de ateneos de telemedicina para la discusión de casos concretos con la voz de especialistas, el Ministerio de Salud está montando una mesa de más de 50 médicos que estarán en “guardia pasiva” preparados para despejar dudas de aquellos que estén en los hospitales.

Fuente: Telam

 

 

Relacionadas