Alberto Fernández despejó los rumores sobre su salud: “Estoy espléndido”

El precandidato presidencial rechazó las especulaciones que indicaban que su cuadro es más complicado que lo que se creía inicialmente. El parte médico del Sanatorio Otamendi.

 

Alberto Fernández, el sábado pasado en Palermo. El lunes lo internaron.
Alberto Fernández, el sábado pasado en Palermo. El lunes lo internaron.

 

El precandidato presidencial del kirchnerismo, Alberto Fernández, intentó despejar rumores sobre su salud en reportaje concedido desde el Sanatorio Otamendi, donde fue internado el lunes pasado. “Estoy espléndido para alegría de algunos y desgracias de otros“, aseguró el ex jefe de gabinete de Néstor y Cristina Kirchner.

 

Además, admitió que fue un error no haber tratado con anterioridad el malestar que sentía y rechazó las versiones que indicaban que tenía una embolia pulmonar. “Si fuera así, yo nunca podría haber hablado como lo estoy haciendo, estaría en terapia intensiva”, señaló en diálogo con el periodista Nelson Castro en radio Continental.

 

Con relación al día de su internación, Alberto Fernández recordó: “El lunes tuve un día bastante agitado, me reuní con Matías Lammens, con Felipe Solá, con el gobernador de La Rioja (Sergio Casas); ese día tuve mucha tos, una tos seca, y me dolía mucho la espalda. Entonces lo llamé a mi médico, uno de los médicos que forman parte del staff del Otamendi, y me dijo que vaya”.

 

“Ahí me detectaron que tenía una fuerte inflamación en la pleura. Yo ya había tenido en el 2008 un antecedente de un pequeño coagulo en el pulmón. Entonces me dieron vía intravenosa medicación para calmar el dolor y, ya que estaba internado, mi médico me dijo que me quede y me haga un chequeo general”, agregó.

 

En este sentido, afirmó que los resultados de los estudios fueron “normales” y reconoció que se encuentra anticoagulado por prescripción médica. Además del episodio que afectó su salud en el 2008, recordó que tanto su madre como su hermana sufrieron tromboembolismos en las piernas.

De todas formas, negó que este cuadro médico tenga relación con la campaña electoral: “No me estresa, viví toda la vida haciendo esto, el descuido es no haberle prestado atención a la tos; me dejé estar por la adrenalina de seguir adelante”, dijo.

 

Alberto Fernández, en campaña, previo a su internación (Matías Arbotto)
Alberto Fernández, en campaña, previo a su internación (Matías Arbotto)

 

El precandidato presidencial de Unidad Ciudadana, Alberto Fernández, continuará internado en el Sanatorio Otamendi al menos hasta este miércoles. En las últimas horas, y a través de un comunicado, la institución indicó que “luego de realizar varios estudios diagnósticos, se detectó una inflamación pleural que podría corresponder a una obstrucción arterial subsegmentaria”.

 

Por otra parte, el texto firmado por la directora médica del sanatorio, Marisa Lanfranconi, indica que Fernández “presentó un ecocardiograma normal” y agrega: “El paciente presenta buen estado general, con adecuado control del dolor, deambulando por la habitación, acompañado por su familia”.

Durante la madrugada, Alberto Fernández difundió el texto a través de sus redes sociales: “A quienes se preocuparon francamente por mi salud, les dejo mi gratitud y el parte médico del Sanatorio Otamendi que seguramente los tranquilizará”. “Vuelvo a trabajar con mi salud a pleno y mis ganas multiplicadas”, añadió.

 

En la habitación 410 acompañan a Fernández su mujer, Fabiola, y su hijo. Ayer, cerca del mediodía, recibió cinco minutos a su amigo y hombre de su más estrecha confianza Claudio Ferregno y charló otros cinco minutos con su vocero Juan Pablo Biondi para combinar la comunicación mientras móviles de varios canales de TV mantenían la guardia en la vereda de enfrente. Con Cristina Kirchner estuvo en contacto permanente, dijeron en su entorno.

 

Además de haber cancelado su visita a Escobar, donde el intendente Ariel Sujarchuk inauguró un hogar de niños y tenía prevista una recorrida con el precandidato por Garín, en el equipo que rodea a Fernández desistieron de la posibilidad de viajar a Rosario. Estaban pensando acompañar a los candidatos del justicialismo antes del fin de semana pero reorganizarán la agenda una vez que sea dado de alta. De todos modos, hay tiempo porque en Santa Fe se vota el domingo 16.

Fuente: Infobae.

Relacionadas
Tecnofullshop Flotante