Estiman que la deuda de Vicentín ronda los 1.400 millones de dólares

El grupo Vicentín buscaba por estas horas acordar un plan de pagos con sus acreedores para permitir salir a flote en el marco de una profunda crisis que lo deja al borde del cierre, con su consecuente impacto en toda la cadena económica regional y nacional.

Se aguarda para este viernes un dictamen de la Cámara Arbitral de Cereales de la Bolsa de Comercio de Rosario que intime a Vicentín a cumplir con el pago de una primera demanda sobre un total de treinta presentadas ante las autoridades bursátiles. De no cumplir con este paso, la firma nacida en la localidad de Avellaneda, podría ser dada de baja como corredora de bolsa.

“Lo que Vicentín está buscando es un acuerdo con los principales acreedores comerciales, aquellos a los que les compró granos y no les pagó, a los que les debe alrededor de 350 millones de dólares, para que le vuelvan a girar granos y así volver a reactivar el giro comercial y poner sobre la mesa un plan de pagos de todos los granos ‘defaulteados”, explicó por LT10 el periodista de Punto Biz, Mariano Galíndez.

Acreedores

Según el periodista, Vicentín está negociando con dos importantes acreedores: el principal es la Asociación de Cooperativas Argentinas a la que le debe poco más de 110 millones de dólares. Hay otros dos grupos acopiadores a los que les debe entre 30 y 50 millones de dólares.

Con ellos, la firma trata de encontrar una fórmula para que nuevamente les envíen granos, que vuelvan a vender y con esa venta pagar la deuda y presentar un plan de pagos al resto.

Sin embargo, Galíndez advirtió que “estas negociaciones no son fáciles, porque están negociando con empresas a las que no les pagó”.

“Esa negociación es la clave que tiene Vicentín para empezar a pagar su deuda”, explicó.

Millonaria deuda

Galíndez estimó que, en total, la deuda de Vicentín está orillando los 1.400 millones de dólares. De ese total, alrededor de 700 millones son deudas con bancos del exterior; otros 350 millones son compromisos con la cadena comercial y el resto es deuda con bancos nacionales.

“Que Vicentín pueda poner sobre la mesa un plan de pagos sería muy importante para empezar a retomar y normalizar la cadena comercial, darle oxígeno a las cooperativas, productores y acopiadores”, indicó el periodista rosarino quien remarcó que el caso de Vicentín “es el mayor default en la historia del mercado de granos”.

En tanto, la posibilidad de una convocatoria de acreedores “es un fantasma que está dando vueltas para febrero” en caso de que este mes no haya avances en la reestructuración de la deuda.

Fuente: Lt10

 

 

 

Relacionadas