Las primeras reacciones de todo el arco político al mensaje de Fernández

El mensaje de asunción del presidente Alberto Fernández ante la Asamblea Legislativa despertó hoy reacciones positivas en todo el arco político.

Si bien dirigentes del Frente de Todos fueron más enfáticos en los elogios, desde la oposición rescataron el tono “moderado” y el discurso “prudente” del flamante jefe de Estado.

Para el diputado mandato cumplido Daniel Lipovetzky (PRO) fue “un buen discurso”, que tuvo un tono “moderado”.

Más allá de la dureza de las palabras de Fernández en relación al diagnóstico sobre la herencia económica, el electo diputado bonaerense señaló que “es lógico” que “un Presidente entrante marque lo que recibe en términos de la situación del país”.

“Lo que dijo de la economía no es algo que no sepamos porque si hay algo bien que hizo el Gobierno saliente es la transparencia del INDEC. Están claros cuáles son los niveles de pobreza y desempleo del país, que son muy graves como lo marcó Alberto”, coincidió.

Para Lipovetzky, el flamante jefe de Estado “hizo un discurso amplio, abierto, moderado, marcando que hay que terminar con la lógica del rencor”.

“Eso es un mensaje muy bueno para la sociedad. El planteo de salir de esta grieta que tanto lastima al país fue una de las cosas que planteó en campaña y uno de los factores que lo llevaron al triunfo”, completó.

Por su parte, el jefe del bloque de diputados de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro, reconoció que el tono del discurso fue “correcto”, ya que -a su entender- se reservó la “institucionalidad” del ámbito en el que desarrolló el mensaje, donde se encontraba representada toda “la diversidad” política.

Sobre el contenido de las iniciativas que el Presidente anunció, subrayó que no hubieron “precisiones”, aunque planteó suspicacias respecto de la reforma de la Justicia Federal.

“Ojalá no consagre impunidad en la Argentina. Nosotros estaremos muy pendientes, ya que es una de las agendas centrales de Juntos por el Cambio”, advirtió.

“Se preservó la institucionalidad y se respetó el lugar del presidente saliente, el primero democrático y no peronista en entregar los atributos a otro mandato elegido por los votos.

Ojalá que empecemos una nueva etapa de respeto y nosotros ocuparemos el rol que buena parte de la sociedad nos otorgó”, concluyó.

El diputado nacional del Frente de Todos Eduardo Valdés no escatimó elogios hacia Fernández, con quien lo une una relación política y de amistad personal hace décadas, y resaltó que “es un hombre que se ha preparado para esto”. .

“Me gustó que viniera él manejando. Y me gustó el gesto simbólico de transportar la silla de ruedas de (la vicepresidenta saliente) Gabriela Michetti. Ese es Alberto Fernández. No hay marketing. Es lo que indican sus sentimientos primarios”, destacó .

“Alberto para mí es un hombre que se ha preparado para esto. Él sabe los botones que hay que tocar. De todos nosotros es el que se preparó para ésto y de ahí la inteligencia de Cristina (Kirchner) de elegirlo”, finalizó en diálogo con la prensa.

En tanto, el dirigente radical Ricardo Alfonsín tildó el discurso de “excelente” tanto desde lo institucional, desde lo social, lo económico y lo político”.

“Me pareció un discurso excelente. Los compromisos, las prioridades, la claridad respecto de cuáles son los problemas difíciles que tenemos que enfrentar”, indicó, y explicó que el diagnóstico sobre la gravedad de la situación económica era necesario para que “no se generen expectativas excesivas”.

Por su parte, el diputado del PTS-Frente de Izquierda Nicolás del Caño compartió el diagnóstico económico ofrecido por Fernández ante la Asamblea Legislativa pero criticó la falta de precisiones concretas sobre “las medidas que se van a tomar” para revertir ese cuadro complejo.

“No hay por ejemplo anuncios respecto de las tarifas. Tampoco sobre el tema de la prohibición de los despidos”, graficó.

 

 

Martín Cabrales, vicepresidente de Cabrales y dirigente de la UIA, también consideró que Fernández dio un buen discurso con un “mensaje anti grieta” que llama a la unidad de todos los argentinos. “Los puntos sobresalientes fueron la referencia a la Justicia y a la deuda, con el plan de renegociar pero ratificando la intención de pago”, opinó.

Con respecto a lo económico, consideró que el planteo fue coherente con lo que venía diciendo. “Es una visión pro industria y pro producción, que le da a la actividad industrial un papel preponderante y me parece muy positivo. Está en la línea de lo que planteó cuando fue al encuentro de la UIA. Me parece fundamental la intención de incentivar el consumo interno”, cerró.

Por su parte, Claudio Drescher, presidente de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria ( CIAI), sostuvo que la industria manufacturera está “muy golpeada” y destacó la voluntad que manifestó Fernández de revertir la tendencia. “Si lo llevo a las medidas, creo que hay un consenso generalizado con el eje en la exportación, en generar empleo y desarrollar el mercado interno. Tres ejes directamente vinculados que podrían ser movilizadores de la economía”, arriesgó. Del vínculo de la cámara con los nuevos funcionarios del Gabinete económico, Drescher sugirió que “más que pedir cosas, llegó el momento de proponer lo que podemos aportar”.

Fuente: Lt10

 

 

Relacionadas