Desde el campo no recuerdan “una situación tan grave” provocada por la sequía

Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (Carsfe) le envió una carta a Omar Perotti en la reclaman una urgente asistencia al sector.

 

La titular de la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (Carsfe)Sara Gardiol, destacó este martes que el escenario de “inminente catástrofe” provocado por la sequía al que aludieron en una carta dirigida al gobernador Omar Perotti “no es una exageración” y volvió a reclamar la agilización de trámites y medidas de fondo que puedan acompañar a los productores para afrontar esta situación.

En declaraciones al programa “El primero de la mañana“, de LT8, Gardiol explicó que el planteo realizado a través de una misiva que lleva su firma y la del secretario de la entidad, Ignacio Mántaras, “no es nuevo, sino que se viene realizando desde noviembre de 2022. “Solicitamos ayuda en el sentido de que se agilicen los trámites que pueden acompañar la tan grave situación del sector agropecuario en toda la provincia. Le hemos pedido a Perotti que se ponga al frente del reclamo”, explicó la titular de Carsfe.

“La provincia ha empezado con algunas ayudas pero son insuficientes o se demoran en el tiempo. Eso genera mucho desconcierto y desazón. Necesitamos medidas urgentes y que se presione a nivel nacional“, amplió Gardiol.

Cuando se la consultó sobre la definición de “inminente catástrofe” a la que Carsfe alude en la carta enviada al gobernador, la dirigente ruralista enfatizó: “No es exagerado, es la realidad. Si en mi explotación no puedo cosechar en ninguna hectárea de soja porque todas se encuentran en malísimo estado, o el maíz lo he perdido o lo que vaya a recolectar es un 10% de lo que normalmente ocurre, quiere decir que es una catástrofe teniendo en cuenta que después tenemos un año de plazo para recuperar y reiniciar un nueva campaña para obtener algún resultado“.

Sobre los datos de asistencia económica a productores agropecuarios afectados por la sequía que brinda el gobierno provincial, la presidenta de Carsfe explicó: “Quizás lo que dice la provincia es lo que tiene proyectado, pero asistencia con dinero fresco no hay. Para nuestros cálculos, estamos en un 50% de la asistencia que se dice“.

Gardiol dijo no que no recuerda “una situación tan grave” provocada por la sequía y destacó que la posibilidad que lleguen las lluvias en los próximos días “traería algo de alivio”. Y señaló: “En nuestra zona tendría que caer una lluvia relativamente abundante para que pueda sostener parte del maíz de segunda, como se lo denomina, porque está muy pequeño, aunque ya los resultados no van a ser los mismos”.

En tanto, destacó que “sí va a ayudar a todo lo referido a forraje, teniendo en cuenta que entramos en el ciclo de otoño-invierno, época donde las pasturas no crecen y se necesita mucha comida para la hacienda”.

El texto de la carta enviada al gobernador Perotti

“Nos dirigimos a usted para manifestar el desasosiego y malestar de todas las personas e instituciones que conforman CARSFE (dirigentes, asociaciones y sociedades rurales, así como los mismos productores individuales) ante la muy escasa acción efectiva desplegada por el gobierno de la provincia de Santa Fe frente a la extendida y grave contingencia climática que atravesamos”.

“Hay un escenario productivo, económico, social y ambiental muy complejo que nos atraviesa. Parte del mismo es consecuencia de las erróneas y erráticas políticas determinadas por el gobierno nacional, que limitan toda capacidad de ahorro e inversión, de crecimiento y desarrollo, sin distinciones de actividad económica en el país, pero exacerbadas cuando del sector agropecuario se trata”.

“El tema adquiere dimensión más significativa aun, cuando ante una coyuntura angustiante como la sequía, que amenaza seriamente la continuidad del negocio y de la forma de vida de miles de ciudadanos santafesinos dedicados a la producción en el campo, el gobierno provincial no asume las responsabilidades que le son propias, tales como las de peticionar -y hasta exigir- el concurso del gobierno nacional para salvaguardar los intereses de sus habitantes, ni de agotar hasta el último recurso para asistirlos ante lo que se configura como una inminente catástrofe“.

Subyace la innegable afectación que tendrá la vida de las poblaciones del interior provincial, que será evidente cuando se verifique la desaparición de establecimientos y de productores, y decaiga de manera notoria la capacidad económica para seguir produciendo”.

“Lo que encontramos como respuestas del gobierno provincial es realmente muy pobre. Por un lado, se decretó la emergencia agropecuaria y se espera la inscripción y obtención de los respectivos certificados de emergencia de los productores para recién después determinar los montos a aplicar en herramientas de asistencia. En realidad, los productores -por lo sucedido anteriormente y por la incapacidad evidente de respuestas – descreen totalmente de la validez e importancia de las medidas que surjan, y para hacerlo necesitan evidencias concretas que los convenzan de la utilidad de la acción. “El que se quema con leche…”.

“Por otro lado, se ha comunicado repetidamente mediante parte de prensa oficial que el gobierno provincial ha invertido la cifra de 4 mil millones de pesos para asistir a los productores santafesinos afectadosnúmero que no se condice con la información brindada en las reuniones mantenidas con usted, la cual hemos cotejado. Esta situación se asimila al monto definido por el gobierno nacional, pero que se demora en su instrumentación en la Provincia. Exigimos seriedad, transparencia y responsabilidad en la información“.

“Una mención especial merece el proyecto de Ley de Gestión Integral de Riesgos de Emergencias y Desastres Agropecuarios. Indispensable para dotar a las autoridades de herramientas más modernas; el mismo responde a un pedido de esta entidad, por lo cual valoramos la iniciativa gubernamental, aunque hemos sostenido reiteradas veces que el proyecto es perfectible, principalmente porque la versión actual no asegura los fondos necesarios para hacer frente a las situaciones de crisis que determina en sus considerandos. Una ley sin fondos suficientes, más allá de las aspiraciones expresadas en sus fundamentos, sería una cáscara vacía”.

“Al respecto, hemos escuchado de manera recurrente: “si tuviéramos la Ley, podríamos asistir a los productores”. Señor Gobernador, las respuestas son urgentes y pueden -y deben- brindarse aun con la normativa vigente, mientras se desarrolla el trámite legislativo del nuevo texto, lo cual no debe ser una excusa para demorar las acciones ante la crisis.

“En cuanto a la acciones concretamente desarrolladas, un párrafo aparte merece la tarea que asumieron casi en soledad productores del centro-norte provincial que, con denodado esfuerzo, y a través de la coordinación de las sociedades rurales locales -algunos con apoyo comunal-, se hicieron cargo de la logística, el transporte y distribución de agua y de otros recursos para mitigar la sequía, asumiendo iniciativas y responsabilidades propias del gobierno provincial, a través de las dependencias estatales”.

“Señor Gobernador, días pasados en nuestra casa lo escuchamos decir delante del Secretario de Agricultura de la Nación y de legisladores nacionales que “no tenemos que perder ni producción ni productores, ese es el esfuerzo con recursos propios y recursos de Nación”. Lamentablemente, no hemos visto firmeza en requerir al gobierno nacional para que retorne a Santa Fe parte de la enorme cantidad de recursos que los productores santafesinos generamos y transferimos, o para -que al menos- ejecute lo que la ley nacional dispone y que el Ministro de Economía anunciara, ni tampoco vemos celeridad ni criterio para dar herramientas inmediatas desde la provincia que mitiguen la crisis”.

“Como representante máximo de una provincia que está declarada en emergencia y desastre hace 14 meses por una sequía que comprende la totalidad del territorio, le solicitamos que, en la coyuntura, arbitre todos los mecanismos que estén a su alcance y, a la vez, exija a las autoridades nacionales respuestas inmediatas; en las cuestiones de fondo, le solicitamos que peticione con vehemencia a la Nación la eliminación de los derechos de exportación (es inaceptable que a un productor afectado se le apliquen retenciones) y el cese de las intervenciones a los mercados como así también de las limitaciones a las exportaciones, que afectan de manera sustancial a los intereses de todos los santafesinos”.

“Desde CARSFE expresamos el desaliento de nuestros representados ante la apatía y la inacción del gobierno en momentos de crisis que atravesamos, que para muchos productores será terminal. Señor Gobernador, esperamos estar equivocados y encontrarnos en lo inmediato con acciones que brinden contención ante la necesidad, sin mezquindades ni especulaciones. Nunca es tarde. El paso del tiempo pondrá en evidencia la envergadura de la crisis, que nos encuentre con la certidumbre de haber realizado todo lo que estaba al alcance”.

 

FUENTE UNO

Relacionadas