Miguel Pesce estimó el año que viene habrá “un proceso de desaceleración inflacionaria”

El presidente del Banco Central coincidió con la proyección estipulada en el proyecto de Presupuesto 2023 que la calcula en torno al 60%.

El presidente del Banco Central (BCRA), Miguel Angel Pesce, dijo que es posible cumplir con la pauta del 60% de inflación contemplada en el proyecto de Presupuesto 2023, debido a que para el próximo año no se espera “un shock externo ni están previstos cambios bruscos en el tipo de cambio”.

“Por eso creemos que va a haber una desaceleración de la inflación”, sostuvo el titular del Central esta tarde al exponer en una reunión de la comisión de Presupuesto de la Cámara baja, en la que se analiza el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo. Si bien la presencia de Pesce fue solicitada por el bloque de Juntos por el Cambio, cuando comenzó la exposición del presidente del organismo monetario se encontraban muy pocos legisladores opositores en la Sala 2 del Anexo C de la Cámara de Diputados.

Pesce señaló “como no está previsto un shock y ningún salto devaluatorio, los aumentos de demanda dejen de ser respondido por precios y pasen a ser respondidos con producción, vamos a tener una monetización más baja y por eso creemos que la inflación va ubicarse en el 60%”.

En su exposición, Pesce agregó que al iniciarse su gestión la inflación eras superior al 50% y la “experiencia internacional en materia del combate a la inflación tiene tres caminos posibles: la contracción de la demanda por procesos recesivos, la apertura económica o el crecimiento económico”

En ese sentido dijo que con los actuales índices de pobreza “el camino de contraer la demanda por recesión tiene consecuencias sobre el tejido social que son muy delicadas. El camino de la apertura económica es imposible de recorrer, porque no cuenta con financiamiento externo. Queda el camino del crecimiento”,

También destacó que “el año que viene vamos a tener una monetización del déficit (emisión monetaria) que es la menor desde 2015. Por eso creemos que la inflación va a ubicarse en el orden del 60%”.

Sobre la tasa de política monetaria, al responder sobre el tema de las Leliqs, Pesce dijo que “si el BCRA no regula los pasivos monetarios, entonces la tasa de interés que pagan los bancos sería muy baja y eso afectaría los ahorros de los argentinos”.

“No existe “una bomba de Leliqs ni riesgos en ese sentido”, enfatizó, tras lo cual agregó que la mejor solución sería que “el ahorro de los argentinos se convierta en inversión a través del mercado de capitales”.

Desde la oposición, el diputado radical Víctor Hugo Romero dijo que “uno de los puntos que más nos preocupan es el déficit fiscal, producto que el incremento de los pasivos remunerados del Banco Central han superado todo margen previsto. El titular del BCRA planteó que ese incremento de las Leliqs es una forma de preservar los ahorros de los argentinos, algo que nosotros no compartimos”.

“Hoy Pesce plantea eso mientras que cuatro meses atrás la tasa era negativa lo que, según su propio criterio, significaba que no cuidaban los ahorros de los argentinos. Evidentemente hay un cambio en la propia visión del Gobierno sobre los intereses de las leliqs”, contrastó el legislador radical.

El titular del Banco Central también fue consultado por el diputado de izquierda Nicolás del Caño sobre el impacto del dólar soja.

Al respecto, Pesce dijo que para el “Banco Central no ha tenido un costo la diferencia de pago de los que vendieron el grano, que será compensada con una Letra del Tesoro.”

 

 

 

Fuente: M1

Relacionadas