COVID-19: los datos que indican que Argentina podría seguir el patrón de contagios por la variante Omicron que el Reino Unido

La Unidad de datos de Infobae analizó la evolución de los casos en ese país y en el nuestro. ¿Se atravesó el pico de la tercera ola en esa nación europea? La diferencia en la cantidad de testeos.

La variante Omicron en el Reino Unido parece haberse frenado en la última semana. Ayer jueves 13 de enero, se notificaron 109.133 nuevos contagios, el número más bajo desde el pico del 29 de diciembre, cuando se reportaron 246.230 casos en un solo día.

El promedio semanal de nuevos casos diarios – el indicador que se toma para neutralizar subas o bajas por retrasos en la carga – también comenzó a mostrar un descenso: se registraron 131.604 contra 182.062 del 5 de enero, cuando la tercera ola de coronavirus parecía imparable en el Reino Unido.

En ese país, la curva había comenzado a acelerarse el 29 de noviembre, llegó al pico el 4 de enero cuando se reportaron 218.724 nuevos contagios en 24 horas. A partir de ese momento – 36 días después – comenzó a descender.

En Argentina, la curva comenzó a crecer más aceleradamente el 6 de diciembre, cuando se habían reportado 2.477 nuevos contagios en 24 horas. Pasaron 38 días y, desde entonces, el número aún no dejó de crecer exponencialmente, aunque hay indicios de que el crecimiento es menos acelerado ahora que hace dos semanas. Hubo un pico de nuevos casos reportados el martes pasado (134.439), y ayer se registraron 128.402.

En tanto, los internados en terapia intensiva por COVID son a la fecha 2.406, una cifra que representa 200 más que el miércoles 12. Si bien las camas UTI ocupadas por pacientes con coronavirus representan el doble que hace 10 días, todavía están lejos de los valores máximos de la primera (5.119) y de la segunda ola (7.969).

“En Sudáfrica – donde se detectó por primera vez la variante Omicron el 22 de noviembre – en 33 días, los casos comenzaron a bajar. En el Reino Unido está pasando algo similar, con un descenso del 24% en la última semana”. “Ya hace un tiempo comenzaron a bajar en Londres, pero ahora también empezaron a bajar en el interior, excepto en Yorkshire, donde yo estoy, porque acá llegó último”, le confirmó la pediatra argentina residente en el Reino Unido Marta Cohen a Infobae.

En el número de muertes – si bien ayer hubo 335 contra 398 del miércoles – la baja aún no se ve porque, según explicó esta patóloga, “tarda entre dos y cuatro semanas en verse reflejado el descenso en los fallecimientos, cuando los casos comienzan a bajar. La última semana hubo una suba del 67%. Pero sí, se nota una caída en las hospitalizaciones”, agregó esta médica, también patóloga.

En efecto, la tasa de ingresos hospitalarios por COVID-19 en el Reino Unido también comenzó a disminuir el 3 de enero último. Ya se sabe que Omicron es más leve que otras cepas en los vacunados, y el primer informe oficial de ese país revela que el riesgo de hospitalización es de entre un 50 y un 70% menor que con Delta. En territorio británico, el 71,1% la población tiene al menos dos dosis y el 53,6% tres, y en Argentina, el 74,4% tiene el esquema completo, pero solo el 18,3% la dosis de refuerzo.

¿Podría pasar algo similar acá en Argentina?, le preguntó Infobae a Cohen. “Creo que va a seguir el mismo patrón: un freno en la suba de casos, y luego comienzan a bajar, con las muertes todavía en aumento, pero en mucho menor cantidad que en las variantes anteriores, solo afectando a los no vacunados, población vulnerables y adultos mayores, y las internaciones estabilizadas. Recién dos semanas después que comiencen a bajar los casos, comenzará a verse reflejado en el descenso de fallecimientos”, respondió.

El infectólogo Eduardo López pronosticó hace una semana que “iban a seguir subiendo, en los siguientes 10-15 días de forma menos exponencial, y luego se produciría una meseta en los casos de tres o cuatro semanas. Recién después, empezarían a bajar”.

En Argentina, según el último parte oficial, los contagios por COVID-19 reportados en las últimas 24 horas, el promedio semanal de nuevos casos diarios es de 107.003: el doble que hace una semana.

En cuanto a los fallecidos, se reportaron 139 en las últimas 24 horas, casi el doble que el miércoles. La última vez que se registró una cifra tan alta fue el 17 de septiembre, con 185 decesos.

La diferencia en los testeos

Sin embargo, hay una diferencia sustancial entre ambos países y es el nivel de testeos. En el Reino Unido testean casi 10 veces más de lo que testeamos acá. Mientras que en ese país se realizan alrededor de 1,5 millones de análisis por día, en Argentina el promedio diario de la última semana fue de 106.000. Si se considera la población -el Reino Unido tienen 68 millones de habitantes – la tasa es de 6.264.398 test por millón de habitantes, mientras que en Argentina, este indicador es de 651.499 test por millón de habitantes.

Esta diferencia en la cantidad de testeos es lo que hace que la positividad en el Reino Unido no llegue al 10% con 1.578.651 realizados ayer, y en nuestro país alcance el 65% con los 198.532 test concretados este jueves.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) sugiere que la positividad no supere el 10%. “Nosotros estamos testeando mucho menos que en el Reino Unido, donde además tienen los autotest de uso doméstico desde hace tiempo. Al testear poco, se corre el riesgo de que no se identifiquen individuos que siguen transmitiendo virus”, advirtió López.

Para Cohen, el número de infectados en Argentina sería mucho mayor por la cantidad de personas que no llega a testearse y los asintomáticos. “Estimo que hay más de 250.000 casos diarios en Argentina hoy, porque el subregistro es importante’’, le dijo a Infobae.

Fuente: Infobae

Relacionadas