Juan Zabaleta será el nuevo Ministro de Desarrollo Social de la Nación

 

La renovación del gabinete nacional es un hecho con los movimientos que generó el cierre de las listas electorales del Frente de Todos (FdT) para las legislativas de octubre. El intendente de Hurlingham, Juan “Juanchi” Zabaleta, será el nuevo ministro de Desarrollo Social porque Daniel Arroyo va candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires. Hombre de confianza del presidente Alberto Fernández, asumirá en la cartera que cuenta con una gran caja para las políticas sociales, a la vez que deberá negociar con los movimientos sociales.

 

“Es muy bueno tener un presidente terrenal”. El intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, definía así a Fernández en septiembre del 2020. El jefe comunal se fue convirtiendo en el hombre fuerte del Presidente en el conurbano, un territorio áspero y difícil en el que el peronismo se unió para las elecciones del 2019 luego de muchos años de desencuentros y diferencias internas.

 

Zabaleta tiene un pasado probado como funcionario en áreas sensibles como el ANSES, donde fue director de Relaciones Gremiales en 2004 y como gerente coordinador de Gestión a partir de 2007, cuando pasó a la Secretaría General. También fue Director Administrativo del Senado bajo la vicepresidencia de Amado Boudou.

 

Peronista desde la adolescencia

Zabaleta comenzó a militar en su adolescencia en el justicialismo de Morón, donde empezó a hacerse fuerte cuando gobernaba el menemismo y el distrito del oeste tenía al frente al expresentador de televisión, Juan Carlos Rousselot. Años después, tras su paso como corredor de Turismo Carretera y cuando el procesamiento por corrupción de Rousselot dejó abierto el liderazgo del Partido Justicialista local, el actual intendente de Hurlingham mostró su eficacia para la rosca y su habilidad para conducir. Intentó en varias oportunidades llegar a la intendencia de Morón, pero el desastre que dejó el justicialismo de la mano de Rousselot y sus negocios con la familia Macri, generó el crecimiento del Frente Grande que de la mano de Martín Sabbatella le ganó de mano cada vez que se presentó.

 

Fue en 2013 que Zabaleta llegó a un acuerdo bajo el liderazgo del kirchnerismo y  trasladó su candidatura y estructura política a Hurlingham, donde fue elegido concejal y dos años más tarde, en el 2015, intendente. El 2017 lo encontró trabajando para la candidatura del ex ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo. El jefe de campaña de Randazzo era Fernández, por lo que allí afianzaron la relación política de confianza. Sin embargo luego de las PASO 2017, Zabaleta viró hacia el apoyo de la candidatura de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner como candidata a senadora por Unidos y Organizados.

 

Cerca del cierre de las listas, Hurlingham aparecía como uno de los distritos en los que se configuraba una disputa interna entre el zabatelismo y la agrupación cristinista La Cámpora. Ante la firme decisión del camporismo de disputar los primeros lugares para el Concejo, Zabaleta inscribió su lista con él como primer candidato. La intervención del binomio presidencial hizo calmar las aguas y permitió llegar a un acuerdo con el que el zabatelismo se quedó con el primer lugar. Quien reemplazará a Zabaleta en la intendencia será Damián Selci, camporista de buena llegada al gobierno provincial.

 

La aceptación del acuerdo puso sobre la mesa la disposición de ambos sectores al cierre de filas detrás del FdT, lo que terminó de abrir el camino del intendente de Hurlingham hacia el ministerio que dejará Arroyo.

 

Noticia de: El Litoral

 

Relacionadas