El Gobierno se reunió con el Fondo Ruso de Inversión Directa tras las tensiones por el reclamo del componente 2 de la Sputnik V

Luego de la carta del Gobierno a Rusia con un desplante que -entre otras cuestiones- hizo foco en la escasez de segundas dosis de la vacuna Sputnik V, el Ministerio de Salud mantuvo una reunión con el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), destinatario de la misiva que encendió la polémica el jueves.

Tras el contacto, que se realizó por videollamada, la cartera que dirige Carla Vizzotti emitió un comunicado en el que expresó: “Confiamos en que resolveremos todos los problemas de manera positiva y que continuaremos con el compromiso asumido”.

La finalidad del encuentro fue limar asperezas tras el mail enviado por Cecilia Nicolini, asesora de Alberto Fernández y encargada de la gestión de las vacunas. El destinatario fue Anatoly Braverman, mano derecha de Kirill Dmitriev, CEO del Fondo Ruso de Inversión Directa. RDIF. Allí Nicolini cuestionó el faltante del del componente 2 (Ad5) del desarrollo producido por el Instituto Gamaleya, y amenazó con anular el contrato.

“Estamos en una situación muy crítica. Nosotros teníamos la esperanza de que, después de la conversación que tuvimos tú, (la ministra de Salud) Carla (Vizzotti), (el CEO del RDIF) Kirill (Dmitriev) y yo un par de semanas atrás, las cosas iban a mejorar. Pero han empeorado”, se quejó la funcionaria nacional.

En la misiva, Nicolini señaló que comprendía “la escasez y dificultades de producción hace algunos meses”, pero que más de medio año después todavía están “muy atrasados” en Rusia con la entrega de las dosis. “Podemos pensar en algún momento recibir más componente 1 que 2 o pensar en nuevas estrategias, pero necesitamos urgentemente algo del segundo componente. En este punto, todo el contrato corre el riesgo de ser cancelado públicamente”, agregó la asesora presidencial.

Cecilia Nicolini junto a Alberto Fernández. (Foto Twitter @cecilianicolini)

La videollamada de este viernes intentó bajarle el tono a la polémica. “Reafirmamos nuestro trabajo conjunto para garantizar y acelerar el suministro de la vacuna Sputnik V a la Argentina”, indicaron desde el Ministerio de Salud.

Y agregaron: “Logramos impulsar la producción local (de Sputnik V) y ya tenemos casi dos millones de dosis de ambos componentes aprobados o en proceso de aprobación para su pronta distribución. La producción en el país convierte a la industria farmacéutica argentina en un líder regional, capaz de proveer medicamentos de alta calidad y generar empleo”.

“Nuestro principal objetivo es trabajar para minimizar el impacto de la pandemia vacunando a la mayor cantidad de personas lo antes posible, y seguiremos haciendo nuestro máximo esfuerzo para lograrlo”, concluye el comunicado de la cartera sanitaria nacional.

“No hay planes de revisar o rescindir el contrato”

En tanto, Rusia recibió “con agrado la declaración del Ministerio de Salud de Argentina comunicando que la cooperación en el marco del contrato existente sobre el suministro de la vacuna Sputnik V a la Argentina continúa y no hay planes de revisar o rescindir el contrato”.

“RDIF también agradece el reconocimiento del Ministerio del papel fundamental desempeñado por Sputnik V en la campaña de vacunación de la Argentina, donde ha demostrado una alta eficacia y seguridad excepcional, así como la importancia del lanzamiento de la producción de Sputnik V en Argentina. RDIF y los productores de la vacuna están trabajando para continuar con el suministro ininterrumpido”, expresó el portavoz del Fondo.

El comunicado completo del Ministerio de Salud

Luego de una reunión virtual entre el Ministerio de Salud de la Nación y el equipo del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) que se desarrolló hoy, reafirmamos nuestro trabajo conjunto para garantizar y acelerar el suministro de la vacuna Sputnik V a la Argentina. Confiamos en que resolveremos todos los problemas de manera positiva y que continuaremos con el compromiso asumido.

Además, como resultado de este compromiso, logramos impulsar la producción local y ya tenemos casi dos millones de dosis de ambos componentes aprobados o en proceso de aprobación para su pronta distribución. La producción en el país convierte a la industria farmacéutica argentina en un líder regional, capaz de proveer medicamentos de alta calidad y generar empleo.

Nuestro principal objetivo es trabajar para minimizar el impacto de la pandemia vacunando a la mayor cantidad de personas lo antes posible, y seguiremos haciendo nuestro máximo esfuerzo para lograrlo.

Fuente: TN

Relacionadas