En su cumpleaños, recordamos al gran Palito Ortega

Ramón Bautista Ortega, conocido como Palito Ortega, nació el 8 de marzo de 1941 en Lules, provincia de Tucumán, Argentina.

Nacido en una humilde familia de seis hermanos, desde pequeño, el tucumano comenzó a trabajar como lustrador de zapatos, para luego seguir con más trabajos como arreglar bicicletas y vender diarios.

Desde corta edad, supo y tuvo como objetivo dedicarse a la música y triunfar en los escenarios, situación que lo llevo a irse a vivir a Buenos Aires.

Las vueltas de la vida, hicieron  que de pasar a vender café en la puerta de una radio, empiece a trabajar en ese medio, acompañando a una conocida orquesta, con la que dio sus primeros pasos en el mundo artístico.

 

Su carrera no se ha podido decidir por un solo título: actor, músico, cantante, director de cine,  productor, y político, entre otros rubros.

Gracias a su música, recorrió el mundo, así fue que conoció artistas de alto nivel interpretativo y con muchos de ellos hizo una amistad entrañable. Fue el encargado de traer a la Argentina a Frank Sinatra.

Palito fue el creador de muchos himnos del pop en español de los 60 y 70, como “Despeinada”, “Bievenido amor”,  y “La felicidad”, entre otras. De su extenso catálogo, “La felicidad” es la canción  que “más vuelta al mundo”.

Como actor,  participó en unas 30 películas, algunas junto a estrellas argentinas como Libertad Lamarque y Mirtha Legrand.

Sin parar de trabajar en su estudio, recientemente Palito lanzó junto a su hija Rosario Ortega  “Algo tonto”, un clásico que en su momento Frank Sinatra grabó con su hija Nancy Sinatra.

Fuente: cmtv