#FreeBritney: El padre de Britney Spears pide finalmente que se acabe la tutela sobre su hija

Así se lo ha solicitado formalmente a un juzgado de Los Ángeles.

Victoria, al menos moral, para el movimiento #FreeBritney. Después de que Jamie Spears, padre de la superestrella del pop y tutor legal de Britney desde el año 2008, haya recibido las constantes críticas de lxs seguidores de la cantante por el excesivo control que ha poseído sobre ella, parece que el final está más cerca que nunca.

Britney ha visto durante todos estos años cómo quedaba anulada por completo su libertad para tomar decisiones que afectan a su propia vida personal, como casarse o tener hijos. Es por ello que el movimiento por su liberación se ha convertido en todo un clamor en los últimos meses, llevando al máximo responsable de estos episodios a tomar decisiones drásticas y totalmente inesperadas, en especial cuando la propia Britney pidió que se acabase su tutela en el juzgado.

La primera de ellas, que muchos consideraron ya un logro a pesar de no suponer ningún cambio sobre la práctica, llegó hace tan solo unas semanas. Jamie renunció personalmente a la tutela de su hija, aunque entonces quedó claro que esto solo suponía que Britney pasaría a estar ‘controlada’ por otro tutor legal diferente. De hecho, después supimos que para que esto fuese realidad Jamie querría haber recibido una cantidad cercana a los 2 millones de dólares, algo que ni siquiera el abogado de Britney se podía creer.

“Las circunstancias han cambiado”
Pero ahora parece que sí ha llegado el fin de verdad. Después de tantos bandazos en sus decisiones, el padre de la artista ha tomado una determinación que es clave para el futuro de Britney Spears. Jamie ha pedido formalmente a un juzgado de Los Ángeles que se ponga fin a la tutela sobre su propia hija.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por CNN en Español (@cnnee)

 

 

De acuerdo con CNN, medio que ha tenido acceso al documento enviado a las instituciones legales, el primogénito de Spears considera que ya “no existen motivos” para continuar con el control de la vida de su hija. “Las circunstancias han cambiado” desde que esta comenzase, asegura el hombre en la documentación. Añade después, y como es habitual, que solo quiere “lo mejor” para ella, aunque sea o no cierto, no hay duda de que la enorme presión social también ha hecho su papel en torno a esta drástica decisión.

Un paso más para la liberación definitiva de Britney Spears, y tal vez sea el definitivo.

 

Fuente: Los 40 principales

Relacionadas