EEUU donará 20 millones de vacunas y le envió un mensaje a China y Rusia: “No usaremos las dosis para conseguir favores”

El gobierno de los Estados Unidos anunció que donará 20 millones de dosis de vacunas contra el coronavirus a países que enfrentan graves emergencias sanitarias por la pandemia antes de fines de junio y al mismo tiempo le envió un claro mensaje a China y Rusia: Washington, dijo el presidente Joe Biden, “no usará las dosis para conseguir favores”.

Será la primera vez que Estados Unidos comparta con el resto del mundo vacunas que habían sido aprobadas para uso doméstico: las fabricadas por Moderna, Pfizer y Johnson & Johnson.

El anuncio coincidió con un tácito tiro por elevación a Moscú y Beijing, que movieron sus piezas en los últimos meses a través de la venta de sueros contra el COVID-19 en el que se ha empezado a llamar la “diplomacia de las vacunas”.

Las vacunas rusa Sputnik V y las chinas Sinovac y Sinopharm son unas de las que más se han aplicado por ejemplo en varios países de América Latina.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, evitó detallar qué países serían los receptores prioritarios de los envíos, pero Biden señaló que Washington hará todo lo posible para ayudar a India a hacer frente al recrudecimiento de la pandemia.

Joe Biden en la Casa Blanca (Foto: EFE/EPA/SHAWN THEW)Por: EFE Servicios

El presidente de EEUU hizo oficial el anuncio y aseguró que se trata del “13% de todas vacunas producidas en el país”. “En la Segunda Guerra Mundial, EEUU fue el arsenal de la democracia, ahora seremos el arsenal de las vacunas”, aseveró.

EEUU ya había prometido que mandaría 60 millones de dosis de la vacuna fabricada por AstraZeneca, que no fue aprobada aún por las autoridades estadounidenses para uso interno. En ese entonces, la vocera de la Casa Blanca había confirmado la novedad sobre la decisión de EEUU de repartir las dosis desarrolladas por la Universidad de Oxford y el laboratorio AstraZeneca.

“Nuestro equipo compartirá más detalles sobre nuestra planificación y quién recibirá ofertas desde aquí, pero estamos en el proceso de planificación en este momento”, había señalado.

El Gobierno de Biden empieza tímidamente a activar una “diplomacia de vacunas” luego de las presiones que recibió de congresistas para levantar las restricciones a la exportación de dosis y utilizar el excedente de sueros para ayudar a otros países. El primer reclamo nació de los legisladores, encabezados por Raja Krishnamoorthien momentos en que Estados Unidos alcanza altos números de inmunización de su población y, como contracara, América Latina e India sufren los embates de nuevas olas del coronavirus.

En concreto, en la última semana, de media se vacunaron cada día 1,9 millones de personas, lo que supone un gran descenso respecto al pico de 3,38 millones que se registró en abril, de acuerdo a datos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés).

Hasta ahora, 47 % de la población (157 millones de personas) recibió al menos una dosis, de los que un 37% están completamente inmunizados (122 millones), según los CDC.

Existe una gran desigualdad en la distribución de vacunas en el mundo, donde contrasta por ejemplo la abundancia de EEUU con la escasez de la India, convertida en epicentro de la pandemia. En concreto, el 87 % de las vacunas fueron administradas en países con ingresos altos y medios, mientras que las naciones empobrecidas recibieron solo el 0,2 %, dicen datos de abril de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

fuente: TN

Relacionadas