Puso en venta la guitarra con la que tocaba antes de la pandemia y ocurrió lo inesperado

La increíble historia del folklorista mendocino. “Me escribió a las 2 de la mañana por Facebook”, contó a modo de prólogo de una mágica historia.

Este sábado, Los Chimeno, un reconocido grupo folklórico mendocino que trascendió a todo Cuyo, volverá a los escenarios en el Teatro Mendoza. Pero la historia pudo no ser así: Juan Pío Chimeno, uno de los hermanos que integran el grupo, tuvo que vender su preciada guitarra…

Como a muchos artistas populares del país, la pandemia afectó al grupo terriblemente: los habituales shows que brindaban en toda la región cuyana y que les brindaban el sustento, se detuvieron abruptamente desde marzo pasado; ya no hubo dónde ni cómo trabajar.

Sin festivales ni sitios públicos dónde presentarse, la plata comenzó a escasear en la casa de los Chimeno, especialmente en la de Juan Pío, quien ante la desesperación decidió vender la guitarra que se había comprado hacía 15 años y con la cual actuaba: una valiosa Epiphone SST.

Encima, “mi mujer es maestra jardinera y los dos nos quedamos sin trabajo y me quedé sin crédito en todos lados, mis hermanos me ayudaron hasta donde pudieron y por eso puse en venta la guitarra”, cuenta.

Con dudas, muchas dudas ante la posibilidad de perder su preciado instrumento, la necesidad pudo más: había que pagar cuentas, saldar deudas, comer cada día... A la situación solo le quedaba empeorar, así que publicó la venta en Facebook.

Esa guitarra la tengo hace 15 años y me la compré con las primeras ganancias. Por eso me dolió publicarla: porque era mi viola”, cuenta; una viola que “tiene un sonido más dulce”.

 

Juan Pío cuenta que “cuando la publiqué lloraba como loco y me vio mi hija y dentro de su inocencia me decía que no la vendiera porque era mi guitarra y yo lloraba el doble porque no podía explicarle que lo hacía porque no teníamos más plata“.

Pero grande fue su sorpresa cuando después de publicar la venta de la guitarra “me escribió mucha gente ofreciéndome trabajo, hasta me ofrecieron un auto para yo lo venda, me quede con la plata y que después se la devolvía. Una locura”.

Finalmente apareció el comprador… “Apareció una persona que me escribió a las 2 de la mañana por Facebook diciendo ‘tengo el efectivo, comunícate conmigo’ y no le contesté, y después de meditarlo toda la noche y de darme cuenta que no me quedaba otra opción, me levanté al otro día y le escribí“.

“Automáticamente me respondió, me pidió el DNI para hacerme la transferencia, me transfirió el dinero de toque: cuando vi que me entró el dinero rompí en llanto porque dije ‘la vendí’ y me dolió mucho“, dice el músico.

Pero la historia tendría un giro inesperado, más sorprendente aún: el comprador “me pidió el número de teléfono y me llamó ahí nomás, y cuando vi el número era larguísimo y cuando lo atendí me dijo que era de Estados Unidos. Ahí me puse peor porque pensé en todos los trámites que iba a tener que hacer para hacerle llegar la guitarra hasta allá y el dinero que me iba a salir…

Pero su interlocutor le dijo: “‘Te compro el instrumento, pero instantáneamente te lo regalo porque es tuyo’. No lo podía creer”, dice Juan Pío, todavía anonadado por semejante acto de solidaridad.

El ‘comprador’ era de Víctor Vázquez, un mendocino oriundo de Guaymallén que vive en Dallas y decidió darle una mano. “Él me cuenta que ayuda a mucha gente y esta vez me tocó a mí… Me dijo que nunca pierda la fe y ese es el mensaje que quiero transmitir porque yo la estaba pasando mal y nunca perdí la fe y así apareció Víctor“.

“De ahí en más comenzaron a pasar codas buenas, como si hubiera cambiado el chip, y entre las buenas noticias llegó la habilitación para poder volver a trabajar“: este sábado, en el Teatro Mendoza, donde volverá a toca su guitarra con Los Chimeno.

Fuente: minuto uno

Relacionadas