¿Cómo y dónde conservar mejor el chocolate en verano?

Antiguamente se consideraba al chocolate como un alimento para comer solamente en época invernal. Pero este delicioso ingrediente puede ser disfrutado todo el año si sabemos cómo conservarlo correctamente.

El calor y la humedad son los mayores enemigos del chocolate, por lo que en verano hay que tener especial precaución, para que no pierda su sabor, color o textura. Además, tiene muchas propiedades beneficiosas para la salud: es rico en polifenoles, flavonoides y catequinas, que mejoran el flujo sanguíneo y disminuyen a presión arterial, y ayuda a bajar los niveles de colesterol.

Si bien hay muchos trucos para conservar mejor el chocolate, lo ideal es comprarlo justo antes de consumirlo. Si te sobró, y lo querés guardar, éstos son algunos consejos:

Tiempo: no debe ser guardado más de un año, porque pierde todas sus propiedades. En buenas condiciones, puede durar varios meses, si está en estado puro. Los bombones tienen un período menor de conservación.

Temperatura: Lo ideal es guardarlo entre los 15 y 18ºC. En verano, suele hacer mucho más calor, pero tampoco podemos guardarlo en la heladera, porque tendría más frío del aconsejado. Pero si es necesario, es preferible que se pase de frío y no de calor: a bajas temperaturas, pierde el aroma, pero con las altas, varían la textura y el aspecto.

Humedad: El exceso puede afectar el brillo del chocolate, formándose unas manchas blancas muy desagradables llamadas fat-boom. Lo ideal es un 60% de humedad.

Envoltorio: para conservar el chocolate en la heladera, lo mejor es envolverlo en papel absorbente, luego en una bolsa de plástico, y colocarla dentro de un taper. No lo dejes cerca de otros alimentos de olor fuerte.

Frascos: si lo vamos a guardar afuera de la heladera, en una alacena fresca y seca, se puede colocar dentro de un frasco de vidrio, previamente envuelto en papel aluminio. También se puede colocar dentro de una lata con cierre hermético.

fuente: cien radios

Relacionadas