El 80% de los pacientes con coronavirus tiene falta de una vitamina

Un estudio revela que el 82% de pacientes con Covid-19 tiene falta de vitamina D. Esta insuficiencia es más frecuente en hombres. Así se desprende de la publicación realizada en el Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, en el que se observó a 216 pacientes, más del 80% de los infectados con coronavirus tiene insuficiencia de vitamina D y esta es más frecuente en hombres. Los enfermos de Covid-19 de este trabajo eran del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander, en España.

 

La vitamina D es una hormona producida por los riñones que controla la concentración de calcio en la sangre y afecta al sistema inmunológico. Así lo explica un comunicado de la Sociedad de Endocrinología, que agrupa a más de 18 mil expertos de 122 países.

Su deficiencia se ha relacionado con una variedad de problemas de salud, pero la comunidad científica todavía investiga el porqué. Asimismo, cada vez más estudios señalan el efecto beneficioso de esta vitamina en el sistema inmunológico, especialmente en lo que respecta a la protección contra las infecciones.

Los investigadores observaron que el 82,2% de los 216 pacientes de coronavirus en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla tenía deficiencia de vitamina D, y que los hombres tenían niveles más bajos que las mujeres.

En concreto, según este estudio, los pacientes de Covid-19 con niveles de vitamina D más bajos presentaron asimismo niveles elevados de marcadores inflamatorios como la ferritina y el dímero D (que está relacionado con problemas de coagulación de la sangre).

Los científicos de este estudio no encontraron ninguna relación entre las concentraciones o deficiencia de vitamina D y la gravedad de la enfermedad.

 

Fuentes de vitamina D

Entre los alimentos que de forma natural contienen cantidades importantes de vitamina D se encuentran el aceite de hígado de bacalao y los pescados azules como el atún, salmón, caballa y sardina. Cantidades menores aportan el hígado de ternera y la yema de huevo​. Los champiñones contienen cantidades apreciables.

En algunos países la leche, yogur, margarina, derivados grasos, cereales de desayuno y pan, son enriquecidos con vitamina D2 y/o vitamina D3, para minimizar el riesgo de deficiencia. Un vaso de leche enriquecida con vitamina D proporciona la cuarta parte de las necesidades diarias para un adulto.

Se estima que la exposición solar de 5-15 minutos/día en cara y brazos durante la primavera, verano y otoño es capaz de mantener los depósitos de la vitamina en niveles adecuados.

fuente: uno santa fe

Relacionadas