La empresa Moderna avisó que su vacuna no estará lista hasta finales de noviembre

 

De esta forma quedaría excluida la posibilidad de realizar una vacunación con el producto todavía en investigación antes de las elecciones presidenciales en los Estados Unidos, según informó la agencia de noticias AFP.

 

“Tendremos suficientes datos sobre la seguridad (de la vacuna) el 25 de noviembre, para poder solicitar una aprobación de emergencia de la Agencia Federal de Medicamentos, siempre y cuando los datos de seguridad sean positivos”, dijo Stéphane Bancel, director general de Moderna, en una conferencia organizada por el diario Financial Times.

 

Moderna, junto con las farmacéuticas estadounidenses Pfizer y Johnson & Johnson, se encuentra en la fase 3 de las pruebas clínicas, en la que la vacuna experimental o un placebo se inyecta al azar en decenas de miles de voluntarios para verificar que la vacuna sea segura y eficaz.
 

Sólo un laboratorio, Pfizer, espera resultados para finales de octubre, unos días antes de la votación, lo que permitiría a la empresa solicitar inmediatamente la aprobación de la Agencia Federal de Medicamentos.

 

 

Este protocolo de ensayo prevé un análisis provisional de los datos en una etapa relativamente temprana en comparación con los otros.

 

Pero científicos, bioestadísticos y expertos en pruebas clínicas advirtieron de los riesgos de una aprobación tan rápida, porque estiman más pertinente probar la vacuna durante unos meses más para estar seguros de su eficacia y sobre sus posibles efectos secundarios.

 

Con información de Télam.

Relacionadas