¿Tienes una cáscara de naranja? ¡No la tires porque esto es lo que puedes hacer!

¡No teníamos idea de que se puede hacer esto con un poco de cáscara de naranja!

 

¡Las naranjas están llenas hasta el borde con vitaminas y también son deliciosas! Todo el mundo sabe que las naranjas son una gran fuente de vitamina C, y también te ayudan a obtener suficiente ácido fólico. ¡Es una gran fruta!

Además de ser una gran fuente de vitamina C y ácido fólico, las naranjas también tienen antioxidantes y minerales como el potasio y el calcio, lo que ayuda a fortalecer los huesos y a controlar la presión arterial. Consumir naranjas también ayuda a mejorar la digestión y a mantener la piel sana y radiante. Muchos estudios también han demostrado que el consumo regular de naranjas puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y ciertos tipos de cáncer. Además, son muy versátiles en la cocina, se pueden utilizar en una variedad de recetas, desde jugos hasta postres. En resumen, las naranjas son una fruta increíblemente beneficiosa para la salud y deliciosa al mismo tiempo, ¡no hay excusa para no incluirlas en tu dieta diaria!

 

¿Pero sabías que puedes hacer algo realmente divertido con la cáscara sobrante?

 

Velas perfumadas

Si pelas las naranjas de tal manera que te queden dos mitades iguales de cáscara, puedes hacer algo realmente bonito. ¡Puedes hacer tus propias velas perfumadas! Las dos piezas sobrantes de cáscara de naranja sirven como cuencos pequeños. Es una alternativa barata a tener que comprar todo tipo de velas perfumadas caras. Además, ¡es un proyecto de manualidades divertido y fácil que dejará tu hogar con un olor increíble!

 

 

¿Qué necesitas?

  • 2 mitades de cascara de naranja
  • 2 velitas con base de metal
  • 1 cacerola

Así es como se hace:

  • Pela la naranja de tal manera que te queden dos mitades de cáscara.
  • Retira el aluminio de velita y luego retira la mecha del fondo de la vela.
  • Derrite la cera de vela.
  • Coloca la mecha que sacaste de la vela en el centro de la cáscara de naranja.
  • Vierte cuidadosamente la cera fundida en el cuenco de naranja y asegúrate de que la mecha permanezca en el centro.
  • Deja que la cera se seque bien. ¡Enciende la mecha y disfruta del delicioso aroma cítrico en tu hogar!

 

Relacionadas