Los ocho beneficios de la nuez, un superalimento que da energía y protege contra varias enfermedades

Es uno de los frutos secos más consumidos en todo el mundo y colabora positivamente en muchas funciones del organismo.

Las nueces son fuente de vitaminas, nutrientes esenciales y grasas saludables que favorecen el desarrollo del cuerpo, ya que fortalecen el sistema inmunitario y ayudan a prevenir enfermedades. Se trata de un alimento que es rico en compuestos polifenólicos que contrarrestan el deterioro cognitivo, además de colaborar positivamente en muchas otras labores del organismo.

Según una investigación publicada en la revista The New England Journal of Medicine, las nueces consiguen reducir en un 30% el riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares y, por ejemplo, el consumo de 15 gramos al día mientras se entrena de forma regular y moderada, puede ayudar a reducir el colesterol LDL (el comúnmente conocido como malo), además de aumentar los niveles de testosterona hasta en un 10%, lo que ayudará a mantener la densidad ósea, la masa muscular y el deseo sexual.

Las nueces pueden consumirse a diario y junto a otros frutos secos. (Foto: Adobe Stock)
Las nueces pueden consumirse a diario y junto a otros frutos secos. (Foto: Adobe Stock)

“Su ingesta se ha relacionado con una mejor salud cardiovascular, intestinal o un menor deterioro cognitivo, pero además las nueces son una gran fuente de nutrientes y tienen varias propiedades. También cuentan con efectos beneficiosos para la salud del corazón, el cerebro y el intestino, así como para la presión arterial”, señaló la nutricionista Eliana Delgado Villanueva de la Universidad Femenina Sagrado Corazón de Lima.

Propiedades de las nueces

Las nueces son una fuente muy rica en diferentes aspectos:

  • En proteínas: un puñado de nueces puede proporcionar 20 gramos de proteínas, por lo que es un excelente combustible para los músculos y es un alimento perfecto para deportistas y corredores.
  • En vitaminas del grupo B: sobre todo ácido fólico (B9) y B6, que es muy importante para un buen funcionamiento del cerebro y para la producción de glóbulos rojos en sangre.
  • En minerales: el consumo de nueces aporta potasio, zinc, fósforo, hierro y magnesio, por lo cual es un alimento perfecto para recuperarse después de correr.
  • En fibra (favorecen el buen funcionamiento de los intestinos): si se consumen entre 4 y 7 nueces al día, el cuerpo experimenta un aumento en las bacterias que promueven la salud intestinal. Por otra parte, las nueces son una buena fuente de fibra, especialmente las de pecán. Una dieta rica en fibra está asociada a un menor riesgo de padecer una serie de enfermedades crónicas, como cardiopatías y diabetes. Aumentar la fibra en la dieta también puede favorecer y regular la función digestiva.

Los beneficios para la salud

  1. Son antiinflamatorias: las nueces contienen una interesante variedad de polifenoles, unos compuestos con actividad antiinflamatoria. Los procesos de inflamación, así como el estrés oxidativo, se encuentran en la raíz de muchas enfermedades, entre ellas, el alzheimer, algunos tipos de cáncer o las patologías cardiovasculares.
  2. Ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares: según un estudio realizado por el National Institute of Food and Drug Safety Evaluation (Corea), este alimento ayuda a reducir los niveles altos de todos los tipos de colesterol, excepto el llamado “colesterol bueno” o HDL. Tener los niveles de colesterol alto es un factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares como la aterosclerosis, el ataque cardíaco y el accidente cerebrovascular. Por tanto, las nueces, al contener ácidos grasos saludables y fibra, brindan un efecto protector.
  3. Pueden mejorar la circulación sanguínea: esto se debe a la concentración de vitamina B3 que contienen. De hecho, un reciente estudio llevado a cabo por la Universidad del Sur de Australia destacó que el consumo de nueces y otros frutos secos mejora la función vascular, también relaja los vasos sanguíneos y, como consecuencia de ello, reduce la posibilidad de sufrir males cardiovasculares.
  4. Apoyan la pérdida de peso: a pesar de ser un alimento alto en calorías, su consumo moderado resulta beneficioso para colaborar a la pérdida de peso. Si bien no se trata de un alimento quemagrasa, favorece el control del apetito y podría ayudar a regular la ingesta diaria de calorías. De acuerdo con una revisión realizada por la Universidad Purdue (Estados Unidos): “Los ensayos que contrastan la pérdida de peso a través de regímenes que incluyen o excluyen las nueces indican un mejor cumplimiento y una mayor pérdida de peso cuando se permiten las nueces”.
  5. Ayudan al sistema inmunitario: los nutrientes contenidos en las nueces, incluyendo las vitaminas B y E, ácidos grasos y antioxidantes son beneficiosos sobre la actividad del sistema inmunitario. Por lo tanto, inciden de forma positiva en su respuesta ante la presencia de agentes patógenos.
  6. Mejoran el ánimo: los momentos de estrés, cansancio y desánimo a veces se deben a una posible falta de nutrientes. Como resultado, hay quienes combaten estos momentos consumiendo dulces. Sin embargo, las nueces, así como otros frutos secos, son igual de eficaces. Sus vitaminas, minerales y antioxidantes parecen ayudar a mejorar el ánimo, según afirma esta investigación realizada por la Universidad de Nuevo México (Estados Unidos).
  7. Contribuyen al cuidado de la piel: para obtener una piel sana, suave y joven se necesita obtener vitamina E, la cual abunda en las nueces. Por lo tanto, haciendo uso de mascarillas o aceite de nuez podemos dar un completo cuidado a la piel. De acuerdo con un estudio reciente, la vitamina E de las nueces también posee propiedades antioxidantes, las cuales ayudan a disminuir los efectos de los radicales libres sobre la piel.
  8. Salud intestinal: los estudios sugieren que la ingesta de nueces puede promover una composición más saludable de la microbiota intestinal. Este hecho se ha relacionado con una mejor salud intestinal e incluso a nivel general.

 

 

 

 

Fuente: TN

Relacionadas