¿Qué es la ovodonación y cómo se lleva a cabo?

Si te preguntas qué es la ovodonación, llegaste al lugar indicado. En esta nota despejamos una a una tus dudas y te contamos cómo se lleva a cabo. Seguí leyendo y enterate de más.

La ovodonación o donación de óvulos es un procedimiento de reproducción asistida, considerado dentro de las técnicas de alta complejidad. Esta es indicada principalmente en dos casos; por un lado cuando la mujer no puede producir óvulos propios que le permitan lograr y llevar adelante un embarazo, o bien cuando un hombre solo o con una pareja del mismo sexo desea tener un hijo mediante la técnica de subrogación de vientre.

En el primer caso hay diversos factores que pueden hacer que una mujer sea incapaz de producir óvulos propios. Entre ellos se cuentan la edad avanzada -dado a que a partir de los 35 años la cantidad y calidad de los óvulos comienza a mermar-, la falla ovárica precoz, la incapacidad para producir óvulos que sean aptos para un procedimiento de reproducción asistida como la Fertilización In Vitro (FIV) o la Inyección Citoplasmática de Espermatozoides (ICSI), o por determinados trastornos genéticos.

Así, la mujer que desea ser madre debe recurrir a un banco de óvulos -los centros de reproducción asistida suelen tener uno- del cual los especialistas seleccionarán óvulos de una donante compatible con la receptora.

En este sentido, se buscan principalmente características físicas compartidas, como, por ejemplo, la etnia, la contextura física, y el color de piel, ojos y pelo. Lo cual en algunos bancos de donación de óvulos se logra a través de avanzados e innovadores procesos como el test de compatibilidad genética.

Características de la ovodonación

En Argentina -no así en otros países- la donación de óvulos es un procedimiento solidario, voluntario y anónimo. Justamente por esa razón la selección mencionada más arriba queda en manos de los médicos y no de la mujer receptora.

Para concretar la donación de óvulos una mujer debe tener entre 18 y 32 años, estar apta física y emocionalmente -para comprobar esto se realizan diversos estudios y análisis clínicos y hormonales que así lo confirman- y no contar con antecedentes de anomalías en el aparato reproductor, intervenciones o patologías de transmisión genética. Además, debe tener un Índice de Masa Corporal (IMC) de entre 18 y 28 kg/m².

Todo esto se constata desde la primera consulta, a partir de la cual los profesionales médicos irán guiando los pasos a seguir hasta llegar a la realización del procedimiento de extracción de óvulos, que es indoloro, breve -unos 15 minutos- y no tiene ningún riesgo.

No obstante, sí cuenta 5 pasos concretos que hemos ido mencionando y que pueden resumirse en:

  1. Consulta médica.
  2. Estudios pertinentes.
  3. Estimulación ovárica controlada mediante la auto-administración de inyecciones diarias.
  4. Monitoreo de la donante a través de una ecografía para evaluar el crecimiento de los folículos.
  5. Punción folicular para extraer los fólicos que presenten buen tamaño.

En cuanto a la mujer receptora lo que se hace es la preparación del endometrio para que pueda recibir al embrión y este se implante adecuadamente.

Sin dudas, el avance de la medicina en general y de la medicina reproductiva en particular ha permitido que a través de este tipo de desarrollos las mujeres puedan ayudarse entre ellas y contribuir de forma desinteresada al anhelo más grande: la maternidad.

Si después de conocer qué es la ovodonación te interesa saber un poco más de la técnica, no dudés en consultar con un centro especializado.

 

 

 

 

Fuente: Sin mordaza

Relacionadas