Síndrome de Ulises, que afecta a los que emigran

Abandonar el país de origen forzadamente genera un duelo en las personas. De qué se tratan estas reacciones que afectan a los migrantes.

Aquel que se ve obligado a irse a vivir a otro país suele pasar por varios duelos, y en ciertas condiciones pueden desencadenar específicamente al Síndrome de Ulises.

Según informó la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 2020, en el mundo hay alrededor de 281 millones de migrantes, lo que significa el 3,6 % de la población.

Por supuesto, hay quienes emigran porque así lo desean, pero también quienes se ven obligados a ello, y hasta finales de 2019, en este último ítem eran más de 79,5 millones.

El psiquiatra español Joseba Achotegui refirió que muchos migrantes forzados se mostraban “indefensos, asustados, sin poder salir adelante, bajo un cuadro profundo de estrés”, lo que calificó como Síndrome de Ulises.

Este síndrome, remarca el especialista, “deja al migrante, de nuevo, en la frontera, pero esta vez entre la salud mental y el trastorno”.

Qué es el duelo migratorio

Se especificó que el “duelo migratorio” está asociado a este gran cambio en la vida de una persona, pero tiene características que lo hacen especial, ya que es “parcial, recurrente y múltiple”

 

 

 

Fuente: Sin mordaza

Relacionadas