Hicieron una campaña para juntar fondos para el tratamiento de su hijo y les robaron la plata

Bautista tiene atrofia muscular espinal. Su madre denunció que cuatro ladrones se llevaron más de $1 millón de su casa en Ringuelet, provincia de Buenos Aires.

Gabriela Trofimovih, la mamá del pequeño Juan Bautista Aguirre, que sufre atrofia muscular espinal, denunció este viernes que cuatro delincuentes entraron a su casa de la localidad bonaerense de Ringuelet y robaron los fondos que habían recaudado para el tratamiento del nene.
El hecho ocurrió el miércoles pasado en una casa de la avenida 7, entre 516 y 517. Según los relatos policiales, una mujer y tres hombres aprovecharon la llegada de un repartidor, a quien también asaltaron, para ingresar a la vivienda y robar dinero y celulares.
Fuentes policiales informaron que los delincuentes se llevaron un botín de $ 1,5 millones.”Fue un hecho traumático que además tuvo como resultado la pérdida de objetos personales y una suma de dinero muy importante recaudada en eventos a beneficio de #Todosconbauti”, contó la pareja a través de la cuenta de Instagram que abrió para la campaña de su hijo.

En su mensaje los padres de Bautista aclararon que todos están bien, que están “acompañados por familia y afectos, también por las autoridades municipales y provinciales que atienden el caso”, y que mantienen la esperanza de que los delincuentes se apiaden de su situación.

 

 

 

 

“Confiamos en que estas personas recapaciten de alguna manera y den marcha atrás con esto. Si hay algo que nos sobra es confianza y esperanza en la buena voluntad de todos”, aseguraron.

Gabriela y Augusto, los padres de Bautista, habían lanzado una campaña solidaria para conseguir la medicación para su hijo, cuya historia se viralizó en las redes sociales hace meses cuando la familia -proveniente de Ushuaia- se instaló en la capital bonaerense.

La campaña consistía en reunir fondos para el único tratamiento capaz de evitar la degeneración de las células: la aplicación de Spinraza.

Se trata de un medicamento muy costoso que la Obra Social de Petroleros (OSPE) hasta el momento se niega a cubrir, por lo que amigos y familiares del pequeño dieron a conocer la situación intentando encontrar una salida alternativa.

Para que Bautista pueda tener una esperanza necesita una aplicación de Spinraza y, por otro lado, una droga conocida como Zolgensma, que cuesta 2 millones de dólares y se aplica una sola vez en la vida antes de los 2 años y que el bebé supere los 13 kilos, por lo que el tiempo apremia.

El hecho es investigado por la fiscalía N°8 de La Plata a cargo de Martín Almirón.

Fuente: Minuto UNO

Relacionadas