Un niño de dos años murió presuntamente asfixiado y su madre quedó detenida

La madre del bebé llamó a la policía proque su hijo no podía respirar pero llegó muerto al Hospital Garrahan, donde constataron lesiones compatibles con un mecanismo de asfixia. El padre del niño aseguró que su ex mujer lo había amenazado con dañarse o dañar a su hijo si no volvían a estar juntos.

Un niño de dos años fue hallado muerto presuntamente por asfixia en su casa del barrio porteño de Parque Patricios y en el marco de la pesquisa fue detenida su madre, quien había sido denunciada por amenazar con dañarse ella y a su hijo, cuya guarda iba a ser entregada hoy al padre, informaron fuentes policiales y familiares.

El hecho ocurrió este domingo a la tarde en un domicilio situado en la avenida Caseros al 2400, cuando la mamá de Milo Alexander Derto Guerrero (2) denunció mediante un llamado al 911 que su hijo de dos años no podía respirar.

Ante esa situación, personal de la Policía Motorizada de la Comisaría Vecinal 4 A acudió a la vivienda yrealizó un cordón sanitario para trasladar al niño hasta el Hospital Garrahan, donde los médicos constataron que había fallecido a causa de un paro cardiorrespiratorio y que presentaba heridas compatibles con un mecanismo de asfixia.

Tras la muerte de Milo, la Fiscalía Criminal y Correccional 30, a cargo de Marcela Sánchez, dispuso tomarle declaración testimonial al médico que asistió al niño y el traslado de la madre, identificada como Paula Yamila Guerrero (29), al hospital Penna para un informe interdisciplinario.

Según las fuentes, el padre del niño, que estaba separado de Guerrero, declaró ante los uniformados quela mujer de 29 años le enviaba mensajes y videos en los que lo amenazaba con dañarse a ella misma y al niño si no volvían a estar en pareja.

A su vez, el padre dijo que ya había establecido una denuncia ante la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) y que este lunes iban a entregarle a su hijo para su guarda, agregaron los voceros.

Ante estos datos, el Juzgado en lo Criminal y Correccional 3, a cargo de Osvaldo Bonanno, ordenó el allanamiento del domicilio de la mujer y su detención, la cual se formalizó esta madrugada, tras lo cual la acusada fue trasladada a la Alcaidía 12 B de la Policía de la Ciudad.

Durante dicho procedimiento, se secuestraron dos celulares, una tablet y varios elementos relacionados con la causa, entre ellos prendas de vestir y almohadas.

En tanto, la tía de la víctima, Ayelén, aseguró en declaraciones a la prensa que no tiene dudas de que “Paula era capaz” de matar a su hijo.

“Había diferentes situaciones de violencia. Ella lo tenía de rehén. La Justicia falló al comunicarle con antelación por vía telefónica que iban a quitarle la tenencia de Milo. Ahí tuvo tiempo de accionar y realizar el acto que realizó: fue premeditado”, aseguró en diálogo con el canal de noticias C5N.

En la misma línea, Remo, empleado de una florería aledaña al domicilio donde vivía la mujer con su hijo, opinó ante los medios de prensa que el hecho fue “una crónica de una muerte anunciada”, ya que “se sabía que la mujer maltrataba a sus hijos”.

“Esto se veía venir. Se notaba que había un descuido y una amenaza hacia los niños. Hubo varios episodios donde ella se encontraba borracha al lado de sus hijos. Lamentablemente estaba descontrolada”, señaló el hombre, al hacer referencia a que la mujer tenía además un hijo de 10 años.

La causa está por el momento caratulada como “muerte dudosa” y se aguardan distintas diligencias, entre ellas el resultado de a autopsia de la víctima, para avanzar en la pesquisa y determinar las circunstancias de la muerte.

Otro casi similar en Lomas de Zamora

Este hecho se suma a otro de similares características ocurrido el pasado fin de semana en el partido bonaerense de Lomas de Zamora, donde una bebé de 3 meses fue estrangulada y como principal sospechosa del crimen fue detenida su abuela materna.

De acuerdo con fuentes judiciales, Bettina Paola Fabro (51), la abuela de la víctima, se negó hoy a declarar ante el fiscal que le imputó por el delito de “homicidio agravado”

Este hecho ocurrió el sábado en la localidad bonaerense de Ingeniero Budge, cuando la propia sospechosa llevó a la beba, identificada como Ana María Patiño Fabro, ya fallecida hasta el hospital Finochietto, en la zona sur del conurbano.

Según las fuentes, los médicos constataron que la víctima presentaba lesiones en el rostro y en el cuello, las cuales eran producto de un mecanismo de asfixia, por lo que la fiscal de la causa dispuso la aprehensión de la mujer.

Al mismo tiempo, la mamá de la bebé, una adolescente de 17 años, también quedó detenida, pero imputada por los delitos de “abandono de persona y lesiones”.

 

 

Fuente: Télam

Relacionadas