Los casos de cáncer de piel siguen en aumento mientras los protectores solares tienen precios por las nubes

Los médicos y especialistas piden por su uso ante la exposición al Sol y sobre todo en verano, pero los proyectos para incluirlos en el PMO quedan cajoneados en el Congreso.

Se viene el verano y todos, absolutamente todos los especialistas médicos alertan sobre los peligros de la exposición al Sol. Incluso desde la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD) promueven campañas sobre el necesario uso de protectores solares, en particular durante el periodo estival.

En la Argentina, más del 50 por ciento de los casos de melanoma se atribuye a la exposición a rayos UV, ubicándolo entre los países de riesgo medio–alto, de acuerdo a la Agencia Internacional de Investigación sobre Cáncer.

La tasa en nuestro país es de 212 casos de cáncer de piel por cada 100 mil habitantes, lo que hasta 2018 –último ejercicio del que se tiene referencia– representa unos 125 mil nuevos casos de melanoma por año, número que va en aumento en las últimas dos décadas.

Por esa razón, a principios del año pasado especialistas médicos de la SAD trabajaban en la presentación de un proyecto de ley para que los protectores fueran incluidos en el Programa Médico Obligatorio de las obras sociales y prepagas. Pero el proyecto no avanzó.

Incluso el diputado Fabio Quetglas había presentado su proyecto en el mismo sentido en 2019 a la Comisión de Salud, pero tampoco avanzó; lo que implica que los protectores sigan sin tener ningún tipo de descuento.

Mientras tanto, sus precios están por las nubes, y aumentan de acuerdo al mayor factor de protección que ofrezcan, y teniendo en cuenta que para el verano y para pieles claras la recomendación es que se utilicen de 50 o más.

Entre las primeras marcas y con ese factor de protección, hay que hablar de entre 1.500 a 2.100 pesos, y si lo que se busca es que un bloqueador de rayos UV (factor 99), el costo del producto puede superar los 3.000 pesos, según se puede corroborar en farmacias.

Protectores de primeras marcas nacionales pueden adquirirse por poco menos de 1.000 pesos si lo que se busca es hasta factor 30 y algo más de esa cifra si se pretende protección hasta 50 y en envases medianos.

Pero en marcas premium ya hay que hablar de precios que se acercan más a los 3.000 pesos y en frascos de medianos a pequeños, que rondan los 200 mililitros. Y ni qué hablar de los productos importados, que superan holgadamente ese precio.

Fuente: Minuto UNO

Relacionadas