Trece muertos, entre ellos un niño de dos años, por las inundaciones en EEUU

A causa de las fuertes lluvias provocadas por el ciclón Ida, la nueva gobernadora de Nueva York declaró el estado de emergencia. El presidente Joe Biden viajará a Luisiana, donde el huracán dejó sin suministro eléctrico a más de un millón de hogares.

Al menos trece personas murieron en los estados de Nueva York y Nueva Jersey, a causa de las fuertes lluvias e inundaciones provocadas la noche del miércoles por el ciclón Ida en el noreste de los Estados Unidos, situación que obligó a las autoridades a declarar por primera vez en la historia de la megalópolis el estado de emergencia por inundaciones, informaron hoy las policías locales.

Fuentes oficiales confirmaron que nueve personas murieron en la ciudad de Nueva York, mientras que otras cuatro perdieron la vida en Elizabeth, ciudad del vecino estado de Nueva Jersey.

Un niño de dos añoses una de las víctimas que las lluvias sin precedentes dejaron.

Las nuevas 13 víctimas fatales, confirmadas a la agencia AFP por fuentes policiales, elevaron a 20 la cifra de muertos tras el ingreso de Ida el domingo como huracán categoría 4 en Luisiana, abriendo una senda de destrucción hacia el norte.

El presidente Joe Biden viajará el viernes a Luisiana, donde Ida provocó severas inundaciones, grandes daños materiales y dejó sin suministro eléctrico a más de un millón de hogares.

Algunos sectores de la capital comercial y cultural de Estados Unidos se convirtieron en verdaderos ríos a consecuencia de las intensas lluvias, al igual que muchas estaciones de metro lo que provocó la interrupción del servicio, según la Autoridad Metropolitana de Transporte.

El Servicio Meteorológico de Estados Unidos (NWS) anunció que se registró un récord histórico de 80 milímetros de lluvia en una hora en el Central Park, las inundaciones bloquearon las principales vías de tránsito en varios distritos, incluidos Manhattan, el Bronx y Queens.

“No conduzca por las calles inundadas. No sabemos qué profundidad tiene (el agua) y es muy peligroso. Dé media vuelta”, advirtió el NWS a través de sus redes.

Los servicios de transporte permanecen prácticamente paralizados en algunas áreas del noreste estadounidense, mientras que sólo en el aeropuerto de Newarkfueron cancelados más de 300 vuelos.

 

En tanto la nueva gobernadora del estado de Nueva York, Kathy Hochul, declaró el estado de emergencia anoche tras “importantes” inundaciones en todos los condados limítrofes con la ciudad de Nueva York, que podrían afectar a unos 20 millones de personas.

Bill de Blasio, el alcalde saliente de la ciudad de Nueva York, señaló a través de su cuenta oficial de Twitter que se trata de un “acontecimiento meteorológico histórico” y declaró también el “estado de emergencia”.

“Manténgase alejados de las rutas y eviten todos los viajes innecesarios”

KATHY HOCHUL

Según el NWS, se trata del primer estado de emergencia por inundaciones repentinas que se declara en la historia de la megalópolis, golpeada en octubre de 2012 por el huracán Sandy.

“Tengo 50 años y nunca había visto tanta lluvia”, declaró a la AFP Metodija Mihajlov, que vio el sótano de su restaurante en Manhattan inundarse con ocho centímetros de agua y agregó: “Era como vivir en la selva, como la lluvia tropical. Increíble. Todo es tan extraño este año”.

Las precipitaciones y fuertes vientos también barrieron el condado de Westchester, al norte de Nueva York, y muchos sótanos de casas se inundaron en cuestión de minutos.

Las autoridades emitieron un alerta de tornado que podría golpear el sur del estado de Nueva York y sus alrededores, el norte de Nueva Jersey y el sur de Connecticut (la mayor ciudad de Pensilvania).

Fuente: Télam

 

 

Relacionadas