Unos 50 santafesinos ingresan por día desde el exterior y se encienden las alarmas

Alrededor de 400 santafesinos se encuentran aislados y en cumplimiento de la cuarentena obligatoria de siete días luego de haber regresado del exterior. Por jornada, ingresan a la provincia unas 50 personas provenientes de distintas partes del mundo, informaron fuentes oficiales.

Del total de viajeros, se informó que seis personas contrajeron la variante Delta, dos de los cuales, están realizando el aislamiento en un hotel de CABA tras regresar de España y Estados Unidos.

Al respecto, la ministra de Salud de la provincia, Sonia Martorano, aseguró que por el momento no hay circulación comunitaria de la variante Delta en el territorio santafesino, aunque “será difícil de frenar”, aclaró. Además, indicó que está realizándose un seguimiento riguroso de los contactos estrechos de los contagiados. De esos seis, cinco son de Rosario, mientras no se precisó el lugar de residencia del restante.

Martorano recorrió ayer el Hospital de Niños Zona Norte, en el primer día de vacunación al segmento de niños y jóvenes de 12 a 17 años con factores de riesgo. Desde allí, aseguró que “la prioridad en agosto es completar esquemas” y recordó que la segunda dosis de Sinopharm se aplica a los 21 o 28 días, la de Astra Zeneca a los 56 días, y precisó que se está “en fecha de muchas de estas vacunas para completar”. Para el caso de quienes fueron vacunados con Sputnik V, aclaró:  “Es inminente que en agosto se diga cuál es la mejor combinación. Se están haciendo estudios de combinaciones en Provincia de Buenos Aires, en CABA, en Gamaleya, con Astra, con Sinopharm, y también con Moderna”.

La estadística, por estos días, brindan un respiro. Ayer se reportaron en la provincia 1.240 casos y 35 fallecimientos, la ocupación de camas críticas bajó de 90% en hospitales y sanatorios, y los indicadores de prospección de pandemia también tienden a la baja.

De todas formas, la ministra llamó a someterse al testeo de covid ante la aparición de cualquier síntoma. “Hay que hisoparse para hacer diagnóstico y aislamiento, y lo más importante es parar la tasa de contagios. Tenemos bajo nivel de ocupación de camas, la curva desciende pero es inminente la circulación de la cepa Delta, que será imposible de frenar. Los testeos son rápidos gratuitos, y hoy cualquier síntoma puede ser covid”, dijo.

Fuente: sin mordaza

Relacionadas