Estos son los beneficios de incluir el ajo en tus comidas

El ajo es el complemento perfecto en los distintos procesos de cocinado, contribuye a enriquecer el sabor de los platos y resulta beneficioso para la salud. Es rico en alicina, un producto que actúa como antibiótico natural y antibacteriano, proporcionando también un efecto antivírico. Reduce el colesterol malo y la presión sanguínea y es un poderoso antioxidante y antitóxico.

Contiene múltiples vitaminas y minerales saludables, como calcio o fósforo, siendo un depurativo para el intestino y el hígado. Cuida tu corazón gracias a su alto valor nutritivo, además de que tiene pocas calorías. Se convierte, así, en un complemento ideal para cualquier tipo de comida que queramos elaborar.

Investigan propiedades antienvejecimiento del ajo | The Food Tech

Según su coloración, los hay blancos, negros, violetas, rosados o castaños. A la hora de comprarlos, elegí cabezas firmes, sin huecos y con un tono uniforme. Guardalos en un lugar seco y oscuro, pero nunca en la heladera. Lo ideal es conservarlos en un recipiente de cerámica con algunos agujeros.

El blanco es más carnoso y se emplea comúnmente en numerosas recetas, con un sabor agradable y suave, al igual que el rosado o el castaño; otros como el violeta puede llegar a ser más fuerte, mientras que el negro proporciona un sabor algo más dulce.

Para obtener los máximos beneficios, es recomendable comerlo crudo, picado o machacado, así se mezclan las enzimas que tiene en su interior y se potencian sus
propiedades. A modo de condimento, lo podemos aplicar en pastas, carnes, sopas, ensaladas, etc. Tené en cuenta que cuando el ajo se cocina – a partir de los 45º C- pierde muchas de sus propiedades.

Para quitar el olor de las manos, partí un limón por la mitad y frotá la pulpa sobre los dedos. Lavá con agua fría y jabón.

Fuente: mi casa revista

Relacionadas