La despedida entre lágrimas de Wanda y Zaira Nara después de pasar las fiestas juntas

Pasaron unos días inolvidables en el Sur, en el que los hijos de ambas aprovecharon para conocerse más. Cabalgatas, paseos, asados que quedarán en el recuerdo. Pero Mauro Icardi debe regresar a Francia para sumarse al plantel del PSG

Wanda Nara había llegado a la Argentina junto a Mauro Icardi y sus cinco hijos para pasar las fiestas junto a su hermana Zaira, su marido Jakob von Plessen y sus dos hijos: Malaika y Viggo. Además, los acompañó su mamá, Nora Colosimo.

Fue un encuentro familiar que todos disfrutaron a pleno. Wanda pudo estar junto a su sobrinito Viggo, los primos pudieron jugar, andar a caballo; compartieron paseos y asados. Unos días de ensueño.

 

 

 

 

Sin embargo, Mauro Icardi debe volver a Francia para sumarse a los entrenamientos del PSG, y llegó la hora de la despedida. Y no fue fácil: hubo lágrimas entre las hermanas al tener que despedirse entre ellas y de sus sobrinos a los que tanto disfrutaron. El detalle más tierno fue cuando Valentino, uno de los hijos de Wanda y maxi López, le regaló una pelota al pequeño Viggo.

fuente: revista pronto

Relacionadas