Maradona | Los chats entre la psiquiatra y la enfermera

Nuevos elementos y documentos se incorporan a diario a la causa que intenta determinar si hubo negligencia médica en la muerte de Diego Armando Maradona. Ahora los investigadores tienen en su poder una serie de chats entre la psiquiatra y la enfermera del Diez, que serán analizados para evaluar su desempeño médico.

El diálogo ocurrió días antes de la muerte de Maradona. La que envía el primer mensaje es Agustina Cosachov, la psiquiatra del Diez. “Hola Dahiana, buenas tardes, soy la Dra Cosachov, psiquiatra de Diego. Te mando mensaje así agendás mi número. Cualquier cosa avisame. ¿Todo bien?”.

Del otro lado está Dahiana Madrid, por aquel entonces la enfermera que asistía al Diez en la casa de Tigre en la que atravesaba su recuperación. “Hola Doc, sí todo bien. Lo duché, deambulamos”, contestó la profesional. Ese término significa que el Diez pudo caminar sin problemas. Y continuó: “Desayunó bien”.

Cosachov, la psiquiatra de Maradona y una de las imputadas en la causa. Créditos: NA.Por: Reuters

Estos mensajes son peritados junto con la documentación secuestrada en los allanamientos para intentar determinar si los profesionales a cargo del cuidado de Maradona incurrieron en negligencias que podrían haber ocasionado la muerte del Diez.

El pedido de un placebo

En otro tramo de la charla, Dahiana le pregunta a la psiquiatra Cosachov si existe la posibilidad de darle a Maradona un placebo, es decir, una sustancia que carece de acción curativa pero produce un efecto terapéutico si el enfermo la toma convencido de que es un medicamento realmente eficaz. Tiene el mismo aspecto, gusto y forma que un medicamento verdadero pero está hecho de productos inertes y sin ningún principio activo.

¿No se puede comprar algo para placebo?”, consulta la enfermera. Y agrega: “Aunque sea unos caramelos, algo”.

Sí, sí, eso también pensé”, contesta Cosachov. “¿Qué pide ahora?”, le pregunta.

Allí la enfermera le cuenta que Maradona tenía problemas para dormir y que solicitaba pastillas para poder descansar. “Ya le adelantamos la quetiapina que tiene 100 mg a las 16. No sé unos tic tac, algo”, recomienda.

En otras palabras, lo que quería la enfermera era suministrarle un caramelo para engañar a Diego y que creyera que se lo estaba medicando. “Sí, sí, algo llevamos”, le contestó Cosachov.

Hasta el momento los únicos imputados en el expediente son el neurocirujano Leopoldo Luque y al psiquiatra Cosachov. Ambos están en la mira de la Justicia y se analiza la documentación y elementos tecnológicos secuestrados en sus casas y consultorios.

El caso sumó más misterio luego de que Rodolfo Baqué, el abogado de la enfermera aseguró que a su defendida “le dieron la orden de que no revisara los signos vitales Maradona”. Fue este miércoles, durante la presentación que hizo ante los fiscales que intervienen en la investigación sobre las últimas horas de vida del Diez.

“A ella le daban directivas por la medicación psiquiátrica, la psiquiatra, y mantenía conversaciones médicas con el doctor (Leopoldo) Luque”, afirmó en TN el letrado esta mañana, dejando en claro quiénes respondían por Maradona. “A ella le suprimieron la obligación de estar en contacto con el paciente”, remarcó.

Según Baqué, Madrid “fue contratada el miércoles 13 de noviembre”, es decir dos días después de la externación de Maradona de la Clínica Olivos, donde fue operado de un “hematoma subdural”. “Ese día tuvo un trato normal con él, inclusive todavía había asistentes terapéuticos que lo acompañaban las 24 horas y, luego de eso, el lunes cuando volvió a trabajar, ya no estaban”, añadió.

fuente: tn