Samanta Casais y su duro mensaje tras ser descalificada y perder los 600 mil pesos de “Bake Off”

Samanta Casais ganó en 2019 la segunda edición de “Bake Off Argentina”. Ese título no se lo quita nadie. Lo ganó pero el programa recién fue emitido en 2020.

En el medio surgió la sospecha de incumplía reglas del reality ya que había trabajado como pastelera pese a no tener título alguno que lo avalara.

Ante el hecho, los directivos de Telefe determinaron que Damian se quede con el título máximo y con los 600 mil pesos del premio.

Horas más tarde, Samanta rompió el silencio en su cuenta de Instagram y publicó lo siguiente:

“Antes que nada quiero agradecer a la producción por la oportunidad que me dieron de poder contar mi verdad en el cierre del programa de hoy. Haber estado presente no fue fácil, pero realmente no hay nada que ocultar.

Cometí un error en la inscripción del programa. Me hago cargo, y por eso mi descalificación, pero estoy tranquila de que se pudo comprobar que no soy una pastelera profesional, porque no estudié, porque económicamente nunca viví de la pastelería y porque mi contacto con la cocina fue muy limitado y un pequeño emprendimiento familiar.

La verdad es que la pasé muy mal con todas las cosas que se dijeron de mí, sobre todo en las redes sociales.

Estos últimos meses fueron un gran aprendizaje a nivel personal y estoy segura de que saldré fortalecida de todo esto. Gracias al jurado por todo lo que me enseñaron y transmitieron durante todos los desafíos. También agradecer el apoyo de un montón de gente que me estuvo brindando su amor en cada capítulo, y fundamentalmente en estas últimas semanas tan dificiles.

Gracias a la producción de Bake off y a todos los que hicieron posible este programa. Gracias a todos por sus palabras de aliento para que siga haciendo lo que más amo: cocinar pastelería”.

 

View this post on Instagram

Antes que nada quiero agradecer a la producción por la oportunidad que me dieron de poder contar mi verdad en el cierre del programa de hoy. Haber estado presente no fue fácil, pero realmente no hay nada que ocultar. Cometí un error en la inscripción del programa. Me hago cargo, y por eso mi descalificación, pero estoy tranquila de que se pudo comprobar que no soy una pastelera profesional, porque no estudié, porque económicamente nunca viví de la pastelería y porque mi contacto con la cocina fue muy limitado y un pequeño emprendimiento familiar. La verdad es que la pasé muy mal con todas las cosas que se dijeron de mí, sobre todo en las redes sociales. Estos últimos meses fueron un gran aprendizaje a nivel personal y estoy segura de que saldré fortalecida de todo esto. Gracias al jurado por todo lo que me enseñaron y transmitieron durante todos los desafíos. También agradecer el apoyo de un montón de gente que me estuvo brindando su amor en cada capítulo, y fundamentalmente en estas últimas semanas tan dificiles. Gracias a la producción de Bake off y a todos los que hicieron posible este programa. Gracias a todos por sus palabras de aliento para que siga haciendo lo que más amo: cocinar pastelería. . . #samantabakeoff #bakeoffargentina #bakeoff2020 #telefe

A post shared by Samanta Bake Off (@samanta.bakeoff) on


fuente: Primicias Ya

Relacionadas