Fede Bal mostró cómo le quedó el brazo tras el peligroso accidente sufrido en Brasil

El actor y conductor relató en cámara las consecuencias tras la caída de un parapente, en momentos en que conducía el programa Resto del mundo

 

El pasado 22 de abril, Fede Bal estaba grabando algunas escenas para la nueva temporada de Resto del mundo en la isla de Paraty, en Brasil, cuando sufrió una caída mientras carreteaba con un parapente a motor y terminó con fracturas expuestas. La tensión que se vivió en ese momento fue total, y el primero en referirse al tema había sido su jefe de prensa, Martín Valía, quien destacaba que “estamos coordinando en este momento todas las cuestiones de cuándo y dónde lo van a operar, no sabemos si lo van a traer a Buenos Aires, estamos evaluando todas las opciones, pero lo tienen que operar porque tiene fracturas”, en charla exclusiva con Teleshow.

Recién a principios de mayo el actor regresó a la Argentina junto a su madre, Carmen Barbieri, y su novia, Sofía Aldrey. En esa oportunidad, en una charla con Intrusos, aseguró: “Estaba muy mal el brazo, a veces sueño con el momento en que me levanté del accidente y lo vi. Estaban todos los huesos saliendo, hay cosas que tuvimos que sacar porque no se pueden mostrar en cámara. Vi mucha sangre y dije ´ya está, si no lo agarran a tiempo, creo que puedo llegar a perder el brazo porque estaba muy comprometido´. El dolor de esos cinco días esperando la operación fue terrible”.

Además, se sinceró respecto de sus temores: “Fueron momentos de mucho miedo, sobre todo porque el tema de estar lejos y caes a veces en una guardia en un lugar bastante rústico, te puede agarrar un médico que considera que te tiene que cortar el brazo y te la debo”, ya que “podría haber sido una tragedia, porque encima la hélice pega en la tierra, toda una secuencia que podría haber sido catastrófica. No le estoy poniendo más dramatismo del que tiene, esto es realmente lo que pasó y podría haber sido mucho peor. Por eso me puse a llorar cuando el médico me dijo que me podría haber matado”.

En plenos preparativos de lo que será la temporada de verano siendo parte de la obra Kinky Boots, mostró ante cámaras cómo quedó su brazo luego del hecho: “Estoy todo tajeado, ya no duele, tengo varias placas, tornillos. Me abrieron todo este brazo, señor, señora, no se asuste, estoy bien”. Además, respecto del momento del accidente, aseguró que “me subí y me salió mal, puede salir mal, la vida es eso también.

En lo que respecta a la obra de teatro de la que será parte, afirmó que “soy Fede, pero pronto me verás de Lola. Me encanta lo que viene, me encanta este proyecto”. Sobre la caracterización de su personaje aseguró que al verse por primera vez maquillado y con la peluca puesta “me gusté. Realmente estoy en un momento de mucha alegría”.

Martín Bossi y Fernando Dente en la adaptación argentina de Kinky BootsMartín Bossi y Fernando Dente en la adaptación argentina de Kinky Boots

Lo que sin dudas no puede negar es la sangre para la actuación, heredada de sus padres, y afirmó que practicaba la “sonrisa de vedette” al salir de la ducha y recordar las poses de su madre. “Vi mucho a mi vieja, vi mucha producción de fotos de mi vieja. Ella llegaba y decía ‘¿dónde es la luz?’ y hacía tic, tic, tic, y las fotos ya las tiene el fotógrafo. mamá sabe cómo pararse, cómo sonreír y dónde mirar, es un bicho de teatro. De mi abuelo lo habrá heredado”.

La obra se estrenó en la Argentina en enero de 2020 con Martin Bossi en el papel de Lola, Fernando Dente como Charlie y Sofia Morandi interpretando a Lauren. Finalmente, el musical volverá a tablas el próximo 28 de diciembre en Carlos Paz, con las actuaciones de, nombrado Fede Bal como Lola, Fede Salles interpretando a Charly y Laura Esquivel como Lauren, con la dirección de Ricky Pashkus.

 

 

 

 

Fuente: Teleshow

Relacionadas