Así fue el “anti cumpleaños” de Santi Maratea: organizó una fiesta para 500 personas a la que no asistió

El influencer convirtió su cumpleaños número 30 en una obra de arte a la que muchos tomaron como una trasgresión a las normas habituales de celebración

cumplió 30 años de edad el pasado 25 de junio, pero en esta oportunidad el joven decidió realizar un festejo un tanto cuestionado por algunos y celebrado por otros. Es que el influencer con más de 3 millones de seguidores alquiló un salón de eventos, pagó el dj, hizo souvenirs e invitó a más de 100 personas ¡pero no fue a su propia celebración!

Esta mañana luego de ver las historias de muchos de sus invitados preguntándose dónde estaba “El Santu” decidió revelar el misterio. “8.30 de la mañana y acaba de terminar mi cumpleaños. Si estuvo bueno o no, no lo sé porque no fui”, comenzó diciendo comiendo un pequeño pedazo de torta en su casa.

Y continuó, “Arte. Así se explica. Fue una obra de arte. Hice de mi cumpleaños una obra de arte. ¿Cuál es la obra? No ir”.

“Por lo que me dijeron estuvo tremenda. O sea 500 invitados, tocó la Bresh, barra libre, había choris y patys al final. No sé si eso estuvo o no porque no fui. Quiero que sea mañana para que los que fueron me cuenten como estuvo. Mi intención era que fuera la mejor fiesta posible por eso llamé a la Bresh, por eso lo hice en Saldías”, exclamó emocionado por lo que logró generar.

Para quienes no entendian su actitud y respaldándose de futuras críticas afirmó, “No estoy jodiendo con que fue una obra de arte, así lo estoy planteando. Después te puede parecer una pelotudez, te puede gustar o no gustar, podes entenderlo o no podes entenderlo, podes querer debatirlo o te chupa un h… de una. Pero yo lo planteo como mi tercer obra de arte”.

Por último antes de irse a dormir explicó que aunque no estuvo en el festejo principal se reunió con algunos amigos a unas pocas cuadras del lugar, “Yo estaba a 3 cuadras en un lugarcito dentro del mismo polo cultural. Tenía que estar ahí por si pasa algo y por todo lo organizativo. Estaba ahí con mis amigos que sabían y me ayudaron a organizar, en plan aguantadero. O sea estabamos ahí aguantando mientras sucedía la fiesta en la que no iba estar, pusimos música, tomamos algo y se armó una mini fiestita”

fuente gente

Relacionadas