Fuerte revés judicial para Julieta Prandi: debe revincular a su hijo con su ex, o podría perder la tenencia

Claudio Contardi había iniciado una causa contra la modelo. Hace dos meses ella lo había denunciado por llevarse a los chicos del colegio sin permiso.

Desde que se separó de quien era su marido Claudio Contardi, Julieta Prandi mantiene una disputa legal con él por el régimen de visitas, entre otras cosas. Mientras que hace poco más de dos meses ella denunció que él los había retirado del colegio sin permiso, el juez emitió una resolución en pos de restituir el vínculo entre los menores y su padre.

“Es una resolución en el juzgado de San Isidro en la causa que él inició contra ella”, presentó Carlos Monti en Nosotros a la mañana. “Va a llamar la atención”, advirtió el periodista y explicó: “El juez resuelve intimar a la señora Julieta Prandi a dar estricto cumplimiento a partir de la presente, ¿qué es estricto cumplimiento? El cumplimiento de que los chocos vayan al psicólogo por las denuncias”.

Luego siguió leyendo: “Intimar a la señora Julieta Prandi a dar estricto cumplimiento a partir de la presente, al régimen de comunicación vigente entre el progenitor y el niño”. Y explicó: “Julieta no permitía que el padre se vinculara con la criatura y el juez dice ‘bajo apercibimiento ante un nuevo incumplimiento de disponer cautelarmente en el término de 24 horas el cambio del cuidado personal del menor en cabeza de su progenitor y establecer un régimen de comunicación a su favor’”.

Para hacerlo más simple, Monti explicó: “Lo que dice el juez es, ‘permití que el hijo menor se re vincule otra vez con el padre porque caso contrario te lo saco’. Me llamó la atención. Le debe haber caído como un baldazo de agua fría. Se la intimó a fomentar el contacto y la re vinculación de los menores con el papá ya que, de no ser así, se le podría quitar la tenencia”.

A principios de octubre la modelo había denunciado a su ex marido por haberse llevado a uno de sus hijos de su casa sin su permiso. “Si quiere que se lo devuelva, que me mande a la policía”, le habría dicho el empresario a la niñera que estaba en el hogar en el momento que retiró al menor de edad.

“Hubo un episodio estos días de fin de semana de choque con su ex pareja, unos días antes la Justicia había resuelto otorgarle el permiso al señor Contardi de que sus hijos puedan pernoctar en su casa junto a él. Al día siguiente, Julieta Prandi a través de su abogada presentó un escrito apelando esa decisión. Ella pidió que estén con el padre, pero que duerman en su casa. Al día siguiente de esta apelación, Contardi fue hasta la casa de Julieta Prandi y retiró a uno de los chicos”, comenzó explicando Ariel Wolman en Nosotros a la mañana en ese momento.

Luego siguió: “Prandi no estaba enterada de esto, cuando llegó a la casa se enteró. Teniendo en cuenta todos los antecedentes que hay entre ellos, con denuncias de violencia incluida, radicó una denuncia penal en Olivos donde cuenta que el padre retiró al menor sin permiso y cita en la denuncia palabras de Contardi muy duras hacia ella”.

En marzo de este año, ella detalló lo que vivió con su ex marido a quien denunció por violencia. “No hay una medida de suspensión de régimen, no hay una perimetral, ni siquiera mis hijos fueron escuchados y por eso recusamos al juez. El mayor (de sus hijos) hoy no quiere estar con su papá, que lo abandonó hace diez días en la puerta de mi casa con mi empleada. Los dejó como dos bolsas de basura y no fue el primer hecho de abandono, yo ahí lo denuncié y no pasó nada”, contó la modelo.

“Yo me fui (de su casa) en febrero de 2019, pasaron ocho o nueve meses hasta que Mateo habla. Ahí me entero que desde que yo me había ido y él había metido en mi casa a una mujer, Cinthia, que es su pareja, pero que mis hijos tenían que decirme que era la niñera. Esa mujer a su vez tiene una hija de 12 o 13 años, que dormía con mi hijo en la misma cama, y a Rocco, el más chiquito, lo metían en la cama matrimonial entre él y su novia. Cuando hablaban por teléfono no podían decirme lo que estaba sucediendo y, por supuesto, el padre digitaba lo que tenían que decir. En la casa, tenían que referirse a mí como ´la putita´”, relató.

Fuente: Infobae

Relacionadas