Romina Richi recordó su encuentro con Diego Maradona: “Me quiso llevar a Cuba”

En una noche de boliche, la actriz encandiló al Diez y tuvo que pedirle ayuda a Guillermo Coppola para que el momento no terminara en accidente

Este viernes Romina Richi estuvo de invitada en Los Mammones (América) y, entre muchos momentos particulares y graciosos de su carrera y su vida privada, recordó cómo fue la vez que conoció a Diego Maradona. “¿Es verdad que Diego, una vez, te quiso llevar a Cuba, es cierto? ¿Cómo fue ese episodio?”, le preguntó Jey Mammón a la actriz.

“Sí. Lo conocí en un boliche, quedamos ahí bailando todos, éramos como un grupo”, recordó Romina. “Y en un momento, cuando me voy, se me pone arriba del autoLo próximo que veo es la cara del Diego acá”, dijo mientras gesticuló sus manos ante un volante y una cara desencajada sobre el parabrisas.

“Y yo arranco y justo sale Guillermo Coppola, que estaba ahí también. Y le digo: ‘Por favor, Guillermo, ¡sácamelo de arriba del auto!”. Porque me daba miedo lastimarlo, que se caiga”, contó Romina. Pero la cosa no quedó ahí, ya que evidentemente la belleza de la joven Richi encandiló al astro del fútbol. “Guillermo lo saca del auto y al rato me llamó la secretaria: ‘Diego quiere que te vayas con él a Cuba, te quiere invitar a que te vayas con él mañana’. Pero le dije que no. Lo adoro, pero dije que no y agradecí por la invitación”, cerró Richi la anécdota.

Pero Jey Mammón fue por más: “Podrías haber sido en la vida real lo que encarnás en la serie, que hacés de una amante de Diego, ¿no?”, le apuntó el conductor respecto a la aparición de Richi en Maradona: Sueño Bendito. Allí, Romina hace de Mónica Bang, una vedette que tiene un encuentro hot con el Diego de 1981 (interpretado por Nicolás Goldschmidt), recién llegado a Boca Juniors y que se encandila por las luces de la noche. Mónica se presenta a Diego como una rubia platinada, pero a la hora del amor, se saca la peluca y se revela morocha.

Es un poco como la entrada a la noche de Diego, al mundo de las vedettes. Yo sé que hay una pelea, porque me preguntan: ‘¿De quién hacés en la serie?’”, explicó Richi. “¿Cual sos, Adriana Aguirre?”, preguntó Jey. “¡Moria!”, acotó Silvina Escudero. “En realidad, quizás el look confunde… Primero aparezco rubia, después morocha. Justamente es esa la idea: el mundo de las vedettes. Yo no represento a ninguna en particular, soy todas. Porque es la entrada de Diego a ese mundo. No soy una específicamente. Se armó, pero no soy una en particular”, dijo Romina.

Un fragmento de Romina Richi en "Maradona: Sueño Bendito", en donde interpreta a la vedette ficticia Mónica BangUn fragmento de Romina Richi en “Maradona: Sueño Bendito”, en donde interpreta a la vedette ficticia Mónica Bang

En realidad, por ahí, es el deseo de Adriana Aguirre de ser parte”, chicaneó Mammon. “No tengo idea”, insistió Richi. “Entonces le decimos que no sos ella…”, dijo el conductor. “No… o sí. No vamos a decir ni que sí ni que no…”, cerró Romina con un halo de misterio.

Como en cada noche, para el final del programa quedó el momento musical. Así, Jey se sentó al piano y Romina tomó el micrófono para interpretar un tándem de hits del pop argentino de los años 70: “Compañeros”, de Donald, y “Venite volando”, de Los Iracundos). Y se despidió con “A rodar mi vida”, clásico de Fito Páez, quien fuera su pareja entre 2002 y 2010 y el padre de su hija Margarita.

 

Fuente: Infobae

Relacionadas