La tremenda caída de Rocío Marengo que pone en peligro su continuidad en “La Academia”

La modelo y actriz sufrió una severa lesión que la alejaría del certamen por tiempo indeterminado.

Las lesiones son moneda corriente en “La Academia” ya que se trata, en muchos de los casos, de celebridades inexpertas que se animan a bailar y superarse gala tras gala. En esta oportunidad, fue Rocío Marengo, una de las revelaciones del certamen, quien sufrió una dolorosa lesión durante un ensayo que puso en peligro su continuidad en el programa.

La modelo y actriz se accidentó durante un ensayo en el que su bailarín no llegó a agarrarla tras un truco en el aire. En el piso, tuvo que ser asistida por su compañero ya que no podía levantarse debido a la lesión que le provocó la caída.

 

A horas del próximo duelo, Rocío Marengo permanece en reposo a la espera del diagnóstico médico que determinará si puede seguir o no en “La Academia”.

Si la modelo y actriz no se encuentra en condiciones de bailar, seguramente sea enviada directo al teléfono mientras definan su reemplazo para las galas venideras.

La fuerte confesión de Rocío Marengo: “Soy la Evita del chocolate”

Con su reconocida simpatía, Rocío Marengo confesó estar atravesando un gran momento de su vida en el que el amor ocupa el primer lugar. En pareja con Eduardo Fort, contó que se conocieron en un restaurante, sentados en diferentes mesas y desde ese momento no se separaron más.

La artista detalló que estaba cenando en Las Cañitas, con amigas y a unas pocas mesas de distancia, estaba Eduardo, también con un grupo de amigos. Finalmente decidieron juntar ambas mesas y tras la cena, partieron a otro bar a darle un broche de oro a la noche, compartiendo un café entre ambos grupos.

Atenta a lo que ocurría, Marengo, de 41 años, que ya había cruzado miradas con Eduardo, lo escucho susurrar “Me caso”, refiriéndose a ella.

De ese día ya pasaron 7 años que están en pareja y hoy Rocío se define como mucho más madura aunque sigue manteniendo su esencia fresca y divertida.

 

En diálogo con Implacables, el programa conducido por Susana Roccasalvo, Rocío dijo que entre los 3 hijos de Eduardo más sus sobrinos, formaron un familión. “Pasamos por muchas crisis pero nos reelegimos. Hoy estoy en un lindo momento laboral y me gusta vivirlo con él ya que nunca me vio en teatro ni bailando”

La participante de La Academia se refirió al proyecto de familia que tienen en común: “En algún momento proyecté ser madre con él, fue un tema en la pareja y no llegó. No vino. Siento que no tiene que ser. Eduardo tiene 3 hijos y yo tengo sobrinos. Y eso ya me hace feliz”, y agregó: “Si viene un bebé sería divino pero si no, yo soy muy plena. Con Edu estamos bárbaro y si bien soy muy Susanita, el trabajo me llenó un montón”.

La vedette contó que siempre va a las fiestas que hacen en la fábrica de chocolates FelFort y que los empleados la recibieron muy bien. Se saca fotos con cada uno de ellos y el objetivo siempre es disfrutar: “Soy la Evita del chocolate”, dijo divertida.

También agregó que en la familia de su novio fue muy bien recibida por los hijos con quienes se lleva de maravillas “todos me incluyeron en la famiia. Sus hijos son divinos y me hicieron una más. Tuve suerte”, y de la misma manera con Marta y Felipe, los hijos del desaparecido Ricardo Fort. “Vivimos muy cerca y los quiero un montón. Con Felipe me llevo muy bien y Martita es muy copada y con ella me identifico”.

 

Fuente: Caras

Relacionadas