Colón debe mejorar y mucho pensando en Talleres

Colón redondeó una excelente campaña sumando 25 puntos en 13 fechas y quedando como único líder de la Zona A que le permite ser local para jugar en cuartos de final ante Talleres. Pero esas estadísticas se fundamentan en un arranque excepcional en el que el Sabalero ganó los primeros cinco partidos.

Esa ventaja inicial resultó fundamental para mantener el liderazgo cuando los resultados no fueron los mejores. Luego de aquella victoria ante Estudiantes por 2-0 en la 5ª fecha, el equipo conducido por Eduardo Domínguez disputó ocho encuentros, de los cuales apenas ganó dos. Fue 3-1 ante Platense y 2-0 ante Arsenal (jugó con suplentes).

En consecuencia, de los últimos 24 puntos obtuvo 10 con una eficacia del 41%. Ganó dos, empató cuatro y perdió los dos restantes. Pero más allá de los números, la realidad indica que el equipo bajó su rendimiento. Perdió intensidad y solidez defensiva. Está claro que era muy difícil mantener el nivel de las primeras fechas.

No obstante, pensando en esta etapa final, el Sabalero debe mejorar, ya que ahora las exigencias y responsabilidades serán mayores. Ahora serán todas finales sin margen de error y por eso deberá volver a las fuentes. Recuperar el orden y la eficacia que lo caracterizaron en esta Copa de la Liga.

El equipo ya no ejerce esa presión que lo caracterizó en los primeros partidos, donde no dejaba jugar al rival y lo neutralizaba en todos los sectores de la cancha. Se podía observar un Colón armónico en todas sus líneas y muy equilibrado.

Está claro que el DT dispone de un plantel de jerarquía y con mucho recambio. Y lo bueno es que tiene a todos disponibles esperando por la recuperación de Paolo Goltz. Y eso es una buena noticia, pero también es cierto que Domínguez tendrá que hacer algunos ajustes y sobre todas las cosas que algunos jugadores levanten su nivel.

Fuente: Uno santa Fe

Relacionadas