Echaniz: “Al ascenso no lo ganó Madelón, lo ganó el grupo”

Se cumple este miércoles 22 de julio un nuevo aniversario de la primera final que Unión venció a Colón por 2-0, en el Brigadier López, en la ida por un lugar en Primera División. Gustavo Echaniz y Ricardo Altamirano, de penal, fueron los autores de los goles de una de las victorias más importantes en la historia del club, y de los Clásicos Santafesinos.

Luego, llegaría el triunfo del 29 de julio, con el gol de tiro libre de Leonardo Madelón, que sería la frutilla del postre, tras el gran paso que se había dado siete días antes en cancha de Colón.

Gustavo Echaniz, el autor del primer gol en la victoria ante el Sabalero por 2-0 en el partido de ida, recordó por Diez en Deportes uno de los logros más importantes en la historia de Unión, y comenzó hablando sobre cómo transita la cuarentena por la pandemia del coronavirus y afirmó: “Estamos preocupados, ya que en Bahía comenzó a haber muchos contagios, él está todo el día en el hospital y no está excento de contagiarse. Los papás estamos preocupados pero orgullosos. Algo de papá aprendió, de ponerle el pecho a las balas e ir para adelante, pero no el estudio (risas). Pero siempre le inculqué que estudiara. Tengo un pequeño museo en casa, cuando venían sus amigos decían que iba a jugar como el papá, hasta que fue más grande y le hice entender que no tenía condiciones para jugar, hoy me lo agradece”.

Posteriormente, se refirió a Rubén Romano, entrenador argentino a quien recomendó para Unión, y reveló: “Nunca hablé con gente de Unión para pedirle trabajo, soy un agradecido al club, el año pasado nos hicieron una fiesta que nos llenó de orgullo. A Martín lo conozco desde pibe, lo llamé y le dije de Rubén, se lo recomendé. El día que hablen con él se lo pueden preguntar. Como había tanto run run le recomendé uno, pero yo no iba a ir a trabajar con él, tiene su cuerpo técnico y yo tengo mis actividades acá. Pero el que habló por Rubén fui yo, al presidente no lo conozco, tampoco lo hubiese molestado. Con Martín tengo una muy buena relación, me llamó varias veces para preguntarme jugadores, debido a que conozco todo el sur”.

En cuanto al ascenso ante Colón, afirmó: “Se cumplen 31 años de la primera final. Unión tuvo en su historia muchísimos buenos equipos, como cuando estuvo Nery Pumpido en la final contra River. Luego, los ascensos de Kudelka y Trullet, pero el nuestro tenía otro condimento, que era jugar ante el rival de la ciudad. Nosotros estábamos muy bien, arrancó de menor a mayor. En la primera rueda hicimos un mal torneo, en la segunda parte Humberto encontró el equipo. Lo más importante es que el grupo se encontró como grupo, hubo cosas, que quedaron en el vestuario. El puterío se arreglaba en el vestuario, las solucionamos, tiramos todos para el mismo lado, nos convertimos en un grupo muy importante, y lo demostramos dentro de la cancha. Humberto en cuatro jugadores encontró 50 goles, Pepe Castro, Dante Fernández, Carlos González y yo”.

Sobre las razones por las cuales le ganaron a Colón, opinó: “No éramos los favoritos, para la prensa no solo santafesina. El favorito era Colón, que tenía jugadores de mucha jerarquía. Zuccarelli tuvo méritos. Planificó muy bien la semana, el partido, sobre todo el que se jugó en Colón. Sabíamos que los laterales pasaban mucho al ataque, que dejaban espacios y que en el retroceso tenían falencias. En el primer gol una pelota que robó Carlitos González, y entrábamos Pepe y yo. El equipo estaba muy bien de la cabeza, no se nos podía escapar. Luego del video que nos pasó Humberto sabíamos que íbamos a ser campeones”.

En cuanto a la polémica que se dio con Leonado Madelón, autor del gol de la segunda final, afirmó: “Hubo roces entre compañeros por el tema del Madelonazo. El equipo fue el que ganó el torneo, no porque Echaniz hizo el primero y Altarmiano el segundo. Lo ganó el equipo, el grupo. Fuimos de mayor a menor, le dimos una gran alegría a la gente, algunos equivocados se piensan que el club está obligado a darle trabajo a esos jugadores. Nunca fui a pedirle trabajo a Unión, si un día me llega a llamar no iría a trabajar, sino que me gustaría haer que los jugadores tengan buena atención, que se haga obras. Estuve en América de México, en un club cinco estrellas, y me gustaría que se convierta en eso Unión”.

Por último, afirmó: “Le quiero mandar un gran saludo a mis compañeros del 89, y agradecerle a todos mis compañeros, al hincha por los dos años que pasé en el club, soy un agradecido”.

Fuente: diez en deportes

Relacionadas