La alternativa que comienza a ganar fuerzas en Unión

Los dirigentes de Unión siguen en la búsqueda del nuevo entrenador, que llegue para reemplazar a Leonardo Madelón, quien hace 104 días dejó su cargo tras la derrota frente a Vélez, en Santa Fe, por la última fecha de la Superliga.

Entre ofrecidos y buscados se mencionaron a más de 50 nombres, en una situación que fue reconocida por Martín Zuccarelli y Luis Spahn, en los diferentes contactos que tuvieron con LT10.

Todo parecía indicar que el reemplazante sería Sergio Rondina, quien viene de realizar una gran tarea en Arsenal. Luego de un encuentro vía zoom, el entrenador agradeció la propuesta pero se inclinó por continuar en el equipo de Sarandí, que le ofreció un contrato por otros 18 meses.

Entonces picaron en punta Juan Manuel Azconzábal y Néstor Gorosito, más allá que en la carrera también tenían chances Eduardo Magnín, Bruno Marioni, Néstor Lorenzo y Silvio Rudman.

Pero finalmente todo se centró en Azconzábal, a quien el mánager Martín Zuccarelli conoce de cuando coincidieron en Estudiantes de La Plata hace un par de años.

El Vasco tiene contrato hasta el 31 de diciembre con Deportes Antofagasta, que reclama casi 50.000 dólares de la cláusula de rescisión para dejarlo partir. Christian Bragarnik manifestó por TyC Sports que la tendría que afrontar Unión, pero Diez en Deportes adelantó que el club no pondría dicho dinero para forzar la salida.

Todo parecía indicar que el fin de semana finalmente Azconzábal cumpliría la meta de salir de Antofagasta, pero esta alternativa no sucedió y luego de finalizar la cuarentena en Santiago, viajará a Antofagasta para continuar con las negociaciones.

Mientras tanto, como adelantó Diez en Deportes, en Unión ante la gran incertidumbre que hay en cuanto al retorno del fútbol, sobre todo por la dura situación que vive Buenos Aires con la avanzada de coronavirus, es que los dirigentes no verían con malos ojos supeditar la búsqueda.

De esa manera, se apostaría por Marcelo Mosset hasta fin de año y de hecho dirigiría al equipo en el torneo relámpago que podría jugarse en octubre, noviembre y diciembre.

Azconzábal por su parte continuaría en Antofagasta y quedaría en libertad de acción en enero, donde confirmaría su arribo a Unión para hacerse cargo de los desafíos deportivos de 2021, sobre todo con la posibilidad que la Sudamericana finalmente se pase para dicho año como consecuencia de la difícil situación que atraviesa Sudamérica.

Fuente: LT10

Relacionadas