Murió Michael Robinson, el futbolista que revolucionó la comunicación deportiva en España

El ex futbolista y destacado comentarista deportivo en radio y TV, Michael Robinson, falleció hoy en Madrid a los 61 años después de una larga batalla contra el cáncer que se ha visto complicada en los últimos días. El ex jugador inglés, nacido en Leicester en 1958, fue diagnosticado con un cáncer en octubre de 2018 y durante meses logró contenerlo, incluso manteniendo su trabajo como comentarista de Movistar, conductor del prestigioso programa Informe Robinson y columnista de la Cadena SER de España. “Con tremenda tristeza os comunicamos el fallecimiento de Michael. Nos deja un gran vacío, pero también innumerables recuerdos, llenos del mismo amor que le habéis demostrado. Os estaremos eternamente agradecidos por haber hecho a este hombre TAN FELIZ, nunca caminó solo. Gracias”, se publicó en su cuenta de Twitter.

 

Robinson empezó su carrera futbolística en 1975 en el Preston North End, antes de pasar por Manchester City y después por Brighton y final en Liverpool en 1983, donde jugaría su temporada más exitosa (1983/1984). Delantero, alegre y bromista, ganó con los Reds una Liga, una Copa de la Liga y una Copa de Europa en la final continental en la que Liverpool se impuso en la definición por penales ante la Roma en la capital italiana (4-2, tras acabar el partido 1-1). “Siempre celebré no tener que lanzar un penalti aquel día. Yo iba a tirar el sexto”, había comentado en una ocasión.

De Liverpool, Robinson, perseguido por lesiones de rodilla, emigró a Queens Park Rangers (1984-1986), de donde marcharía al Osasuna de Pamplona español en 1987, equipo en el que se retiraría dos años después. “Al principio no sabía ni dónde estaba, creí que la ciudad se llamaba Osasuna. Al ver al equipo penúltimo le dije a mi mujer que yo no podía salvarlo, que deberían haber fichado a Spiderman o David Copperfield”, recordaba con su típico humor, según apunta AFP.

Su característico acento inglés y su peculiar sentido del humor se hicieron pronto populares en el panorama audiovisual español, donde trabajó en la televisión pública española, comentando, entre otros, el Mundial de 1990, así como en Canal+ o la cadena SER. El propio Robinson había anunciado el 12 de diciembre de 2018 en un programa de la SER que le habían diagnosticado un “cáncer de los malos”, un melanoma.

“Respetado y querido como pocos en el panorama deportivo, su legado es incuestionable: sus análisis, su anecdotario, su humor y su trabajo en programas de culto, como Acento Robinson en la SER y, sobre todo, Informe Robinson, donde puso su sello a un programa que ha elevado la calidad de la producción de reportajes deportivos para la televisión en España”, destacó el diario Marca de España.

 

Desde que se conoció la noticia en España, las redes sociales se invadieron de mensajes en reconocimiento a la calidad profesional y de persona de Robinson. La reacción ha sido inmediata, como, por ejemplo, del basquetbolista Pau Gasol, del capitán de Real Madrid, Sergio Ramos, y del mejor deportista de la historia de España, el tenista Rafael Nadal. También publicaron distintos mensajes de condolencias los clubes en los que jugó, como el propio Liverpool. “Los pensamientos de todo el mundo en el Liverpool están con la familia de Michael y sus amigos en este triste momentos”, comunicó el club inglés.

 

“Será difícil volver a subir el volumen de la televisión cuando veamos un partido de ahora en adelante. A menos que la inteligencia artificial logre un clon que se le asemeje y nos consolemos con esa ilusión de vez en cuando, resultará triste y frustrante. Lejos de las copias, lo que Robinson se lleva con él es la virtud a la que tantos aspiran pero queda solo para unos cuantos elegidos: el don del verdadero carisma y la más poderosa autenticidad”, escribió, con mucha sensibilidad, Jesús Ruiz Mantilla en el diario El País de España, resumiendo lo que significará el vacío que dejará la muerte de Robinson.

fuente: LN.

Relacionadas