El raro pedido de Ronaldinho en pleno arresto domiciliario

El ex futbolista Ronaldinho y su hermano Roberto Assis de Moreira llevan una semana alojados en un hotel de lujo en Asunción, Paraguay, donde cumplen condena con arresto domiciliario, luego de pasar un mes en la cárcel Asociación Especializada de la Policía tras haber ingresado a Paraguay con pasaportes falsos. Consiguieron morigerar la penal tras pagar una fianza de 1.600.000 dólares, aunque todavía se desconoce por qué decidieron ingresar con documentos adulterados si cuentan con todo en regla. Algo claramente necesitan ocultar.

Por la cuarentena del coronavirus, los brasileños son los únicos huéspedes de este lujoso hotel de la capital paraguaya. Una habitación básica cuesta entre 80 y 90 dólares la noche. El ex Barcelona se ubica en el primer piso, adonde está la suite presidencial.

“El Viernes Santo almorcé con los hermanos; también el cónsul brasileño. Ronaldinho no pierde el humor y alterna sus conversaciones con chistes”, contó el gerente del hotel, Emilio Yegros. Los Assis de Moreira pueden recibir todas las visitas que quieran, siempre y cuando cumplan con el protocolo preventivo contra el Covid-19 dictadas por el gobierno de Paraguay.

El hotel no tiene cancha de fútbol, un beneficio del que sí gozaba Ronaldinho en la Asociación Especializada de la Policía. Por eso el astro les solicitó a los empleados del hotel que le armaran un sector para poder jugar con su hermano.

“Le trajeron una pelota reglamentaria. Le habilitamos un salón -de unos 30 metros por 15- para sus picaditas”, dijo Yegros. Por más que esté privado de su libertad, Ronaldinho no deja su pasión.

Fuente: Uno Santa Fe

 

Relacionadas