Otra vez se complicó el trueque entre Guillermo Ortíz y Bruno Bianchi

Increíble, las negociaciones en Colón ni si quera pueden darse por finalizadas cuando se firman los contratos. En la tarde de ayer Guillermo Ortiz fue presentado oficialmente en las redes sociales de Atlético Tucumán, firmó su contrato con el club tucumano. Sin embargo en su vuelta a Santa Fe hubo inconvenientes.

El defensor volvió de Tucumán para firma la recisión de su contrato con el sabalero pero allí no se pusieron de acuerdo. Desde la representación piden sí o sí la cancelación de una deuda que tiene con el jugador y por parte de los directivos exigen el pago de algunas “regalías” por camisetas y distinta indumentaria que debería el futbolista.

Por estas cuestiones no se llegó a un acuerdo y no se firmó nada. A todo esto Bruno Bianchi entrenó ayer con el sabalero y hoy está en Buenos Aires esperando que esto se destrabe. Si bien se entiende que se deben cuidar los intereses hoy Colón no está en una posición cómoda como para regalar ventajas.

El hecho que Bianchi no esté a las órdenes de Diego Osella es una ventaja, el cuerpo técnico lo quiere ya en el plantel, incluso para tenerlo en cuenta para el partido ante Banfield, pero si se siguen perdiendo días, esta opción cada vez toma menos fuerza.

En Colón dan a entender que se llegará a un acuerdo, pero esta situación no debería demorar tanto, incluso hoy podría haberse cerrado todo y Bruno Bianchi ya estaría en Santa Fe entrenando junto a sus compañeros.

Fuente: Diez en Deportes

 

Relacionadas